Foro de debate EL ESPAÑOL - Deloitte

La última estrategia de las empresas para atraer el talento: vender días de vacaciones

El mercado laboral está en una fase de cambio por la revolución tecnológica y las nuevas demandas de los jóvenes.

Foro de Debate EL ESPAÑOL - Deloitte

Foro de Debate EL ESPAÑOL - Deloitte

En un país con casi 4,8 millones de parados parece sorprendente que las empresas tengan que hacer un gran esfuerzo para retener a sus empleados, pero es la realidad. Las compañías saben que el talento es un bien escaso y por eso los recursos humanos están en plena transformación para adaptarse a las preferencias de los trabajadores jóvenes y a las nuevas dinámicas productivas de las empresas.

Los responsables del área laboral de las grandes empresas coinciden en la importancia de escuchar y atender a las necesidades de los empleados. Así se pronunciaron durante el Foro de Debate Las nuevas tendencias del mercado laboral organizado por EL ESPAÑOL y Deloitte. “Hay que orientar las estrategias de recursos humanos a lo que demandan los empleados”, explica Juan María Gorostidi, director corporativo de Relaciones Laborales de Grupo Santander.

“Uno de los conceptos clave ahora es el de salario emocional”, señala Antonio García, subdirector general adjunto de Relaciones Laborales y Sociales de Mapfre. Con este término se designa a todos los medios que disponen las compañías para satisfacer las necesidades de los trabajadores y que no son la retribución. “El salario es importante, pero cada vez hay más factores que tienen importancia, sobre todo para el millennial, como conciliación o flexibilidad de horarios”, indica Gorostidi.

La flexibilidad se ha convertido en un punto vital tanto para los trabajadores como para las empresas. “Al final lo que haces es dotar de más capacidad de autonomía al empleado para que pueda realizar su trabajo como prefiera”, apunta Gorostidi. García pone el ejemplo de su compañía: “En Mapfre Reaseguro establecimos un horario flexible de adscripción voluntaria y, salvo un número pequeño, la mayoría de la gente se quiso incorporar”.

El salario es importante, pero cada vez hay más factores que tienen importancia, como conciliación o flexibilidad de horarios

Las nuevas tecnologías no permiten que esta flexibilidad de horarios sea compatible con el teletrabajo. Los empleados valoran que las empresas les den libertad para organizarse su trabajo. “En las entrevistas de trabajo nos preguntan si tienen todos los documentos accesibles desde casa y si pueden trabajar desde allí”, explica Fernando Bazán, socio responsable del departamento de Laboral de Deloitte Abogados.

Una de las estrategias del Santander es dar a los trabajadores “la posibilidad de comprar días de vacaciones”, indica Gorostidi. Una política que es muy bien recibida por los empleados, ya que para muchos la posibilidad de comprar tiempo es muy valiosa.

Foro de Debate EL ESPAÑOL - Deloitte

Foro de Debate EL ESPAÑOL - Deloitte

Orgulloso de tu empresa

Las nuevas generaciones le dan mucha importancia a la reputación de la empresa el trato que les den a los empleados. “Los nuevos trabajadores quieren trabajar en una empresa de la que puedan presumir”, señala Alberto Santos Iglesias, responsable nacional de Relaciones Laborales y Asesoría Laboral de Prosegur. “Actualmente es muy importante la reputación y la ética de la empresa”, refrenda Gorostidi.

La transparencia contribuye a crear esa buena ética que tanto aporta a los trabajadores. “Hoy se demanda una atmósfera de transparencia, los empleados quieren tener toda la información de la compañía a cada momento accesible desde el móvil”, remarca Bazán.

Las empresas son cada vez más conscientes de que la transparencia no es suficiente, también tienen que escuchar a los trabajadores. Los empleados con talento no sólo quieren realizar sus funciones, también quieren aportar y sentirse involucrados en el proceso de toma de decisiones. “Los jóvenes necesitan un feedback continuo, que la empresa y sus jefes midan en todo momento su estado de confort y sentir que forman parte de la toma de decisiones”, apunta Gorostidi.

Los jóvenes necesitan que la empresa y sus jefes midan en todo momento su estado de confort y sentir que forman parte de la toma de decisiones

La labor de los superiores es fundamental para el trabajador, tanto para conseguir una mayor motivación, como para potenciar su desarrollo. “Los nuevos perfiles están demandando un empleo que les ofrezca un crecimiento profesional”, explica García, “buscan encontrar un motor más que un jefe”. “Los trabajadores demandan hoy un empleo que les ofrezca la posibilidad de tener un desarrollo profesional” apunta Santos Iglesias.

Para muchos jóvenes, el desarrollo profesional pasa también por tener experiencias de trabajo en el extranjero y aquí las multinacionales tienen ventaja para atraer el talento. “Antes cuando tenías que enviar personas al exterior era complicado, ahora hay mucha más receptividad, algunos hasta te lo solicitan”, apunta García. “Hay personas que piden que tengas en cuenta para movimientos en el extranjero”, señala Eduardo Miguel Orense, director de Recursos Humanos para el Sur de Europa de Campofrío.

Antes cuando tenías que enviar personas al exterior era complicado, ahora hay mucha más receptividad, algunos hasta lo solicitan

Todas estas estrategias del salario emocional permiten a las empresas retener o atraer el talento hacia sus estructuras. El último Nobel de Economía, Angus Deaton, realizó un estudio junto con Daniel Kahneman, para valorar el salario óptimo y determinó que por encima de los 75.000 dólares anuales, el nivel de felicidad ya no varía. Por lo tanto, es el momento de que las empresas busquen las mejores fórmulas para mantener satisfechos e involucrados a sus trabajadores.