Transporte

A por Car2Go: el gigante alemán BMW estudia su entrada en España con un ‘clon’

La compañía está en conversaciones con ayuntamientos para lanzar un servicio muy similar.

DriveNow, propiedad de BMW.

DriveNow, propiedad de BMW.

Era cuestión de tiempo. Car2Go lanzó en noviembre. Su crecimiento ha sido fulgurante. Ahora, otros rivales miran a España como un mercado que conquistar. El otro gigante alemán del coche, BMW, estudia su entrada en grandes ciudades de nuestro país con un clon de este servicio. Lo hará con su propio servicio de alquiler por minutos de vehículos. El nombre, DriveNow. Mantiene conversaciones con varios ayuntamientos para preparar su lanzamiento.

Los grandes fabricantes de coches no quieren quedarse atrás en el nuevo escenario de movilidad en las grandes ciudades. Y ya han movido ficha. Daimler, dueño de marcas como Mercedes o Smart, lo hizo en 2008 cuando surgió Car2Go en el seno de su división de innovación. Tres años después, el grupo BMW creaba una alianza con la compañía de alquiler de vehículos Sixt. Era el origen de DriveNow.

Ahora, en pleno momento de crecimiento de Car2Go, DriveNow otea el mercado español, especialmente grandes ciudades con mayores problemas de tráfico como Madrid o Barcelona. Ya han detectado algunas oportunidades en capitales con importantes problemas de congestión y con un gran potencial para el uso compartido de coches.

Sin condiciones, aún

Y ya se han puesto manos a la obra.  “Estamos en conversaciones con varios ayuntamientos en España”, reconoce a EL ESPAÑOL un portavoz de la compañía. Sin embargo, han detectado dificultades. “Es igual de importante que los municipios promuevan activamente y empujen hacia adelante la iniciativa, especialmente mediante el establecimiento de condiciones favorables”, explica.

Pese a esos contactos, aún no han encontrado esas “condiciones macro” en las ciudades españolas. La compañía espera seguir manteniendo conversaciones con esos municipios para lograr.

Este modelo de aterrizaje, buscando el beneplácito de las administraciones locales, es el mismo que ha seguido Car2Go. De hecho, es el trato del Ayuntamiento hacia la compañía lo que generó críticas por parte de otros competidores que ya estaban presentes en el mercado español como Bluemove o Respiro.

Las cifras de DriveNow

Hoy DriveNow cuenta con 600.000 clientes registrados en toda Europa. Está presente en nueve ciudades, cinco en Alemania, que representa el principal mercado con el 40% del total de actividad. Por su parte, Car2Go está presente en más de una treintena de territorios en el viejo continente, Estados Unidos y Canadá.

Cuentan con una flota total de 4.000 coches, de los que el 20% son eléctricos. En el caso de la filial de Daimler, cuenta, según sus propias cifras, con más de 14.000 vehículos, de los que 1.650 son ecológicos.

A por el volumen

El mercado al que se enfrentan ambas compañías se basan en el volumen de actividad como premisa clara para hacerlo rentable. “La apuesta es que adquirirá un nivel de uso alto con el que se pueda alcanzar el punto de equilibrio financiero”, reconocía el responsable de desarrollo de negocio, David Bartolomé.

Sin ese volumen de actividad y viajes es difícil rentabilizar un servicio cuyo coste es muy alto (recarga de los vehículos, mantenimiento, etc.) y los precios muy ajustados para hacerlo suficientemente atractivo.

Otras alternativas

Car2Go no opera sólo en el mercado español. Aunque con algunas diferencias, existen otras dos alternativas destacadas en el segmento del alquiler de vehículos por horas. Una de ellas es Bluemove, fundada en 2010 y que hoy está presente en Madrid y Sevilla. Cobra por horas y kilómetros realizados y los coches deben aparcarse siempre en parkings cerrados y espacios delimitados en abierto. La otra es Respiro, que nació a principios de 2010 y cuenta con un modelo similar.