Artur Mas en una imagen de archivo

Artur Mas en una imagen de archivo Efe

Empresas CatLeaks

Mas regó con 98 millones a los medios mientras su Gobierno amañó contratos

Más de la mitad del dinero invertido por la Generalitat en publicidad institucional entre 2011-2015 fue a parar a medios afines.

Fernando Cano

La Generalitat de Cataluña, con Artur Mas como presidente, creó una red para amañar contratos públicos de forma sistemática y entregar así hasta 500 millones de euros en cinco años (2011-2015), según ha publicado EL ESPAÑOL. Un periodo en el que además el Govern se ha encargado de tener controlados a los medios de comunicación mediante jugosos presupuestos en publicidad institucional, que ha repartido mayoritariamente a medios afines y cercanos al procés.

Los datos hechos públicos por la propia Generalitat de Cataluña a través de la Comisión Asesora de Publicidad Institucional reflejan que durante los años de gobierno de Artur Mas, desde 2011 a 2015, la Generalitat destinó 98 millones a los medios.

Para que nos hagamos una idea de lo elevado de esta cifra -que se destina a pagar anuncios publicitarios de los diferentes departamentos del gobierno catalán-, todo lo invertido por la Generalitat en estos cinco años representa casi el 60% de los 175 millones de euros que ha invertido la administración central para este concepto en todo el territorio español.

Crecimiento exponencial de la inversión

Es más, descontando el año 2011 cuando la inversión estatal llegó a los 80 millones de euros, el gasto en campañas institucionales de Artur Mas prácticamente se equiparó al dinero destinado por Mariano Rajoy entre 2012 y 2015. De hecho, en el año 2013 el dinero invertido por el Govern llegó a los 20,3 millones frente a los 17,4 millones de Moncloa.

Los datos oficiales de la Generalitat de Cataluña contenidos en sus sucesivas memorias de la Comisión Asesora indican que los presupuestos siempre han ido al alza hasta casi triplicarse si comparamos las cifras de 2011 con las de 2015. Durante el primer año de Mas en el Govern, la inversión fue de 10,1 millones, en 2012 fue de 15,8 millones, en 2013 de 20,3 millones, en 2014 de 22,7 millones y en 2015 se disparó hasta los 29,1 millones, coincidiendo con las elecciones catalanas de ese curso.

Por departamento, el que distribuye más dinero es presidencia con más del 72% total (71 millones) y el soporte preferido es prensa impresa con casi el 50% del presupuesto total (50 millones). El segundo medio por inversión en los cinco años del gobierno de Artur Mas fue televisión con más del 20%, seguida de radio con cerca del 15%. Internet es el gran perjudicado con poco más del 8% de la inversión total.

Los medios elegidos no cambian

Por medios de comunicación es donde nos encontramos las mayores sorpresas. En estos cinco años los medios elegidos han sido siempre los mismos y con un marcado perfil catalanistas e incluso medios que han apostado decididamente por el independentismo.

Si analizamos el perfil de los elegidos vemos que no se sigue ningún criterio de audiencia requerido a una institución pública. Por el contrario, se abren paso una serie de medios residuales que se suman a los grandes medios catalanes que han hecho pocos esfuerzos por destapar las tramas de la familia Pujol, de Convergencia o del propio Govern de Artur Mas.

Los datos recopilados por EL ESPAÑOL del departamento de presidencia, de control directo de Mas, y el que representó más del 70% de todo lo invertido en publicidad institucional, reflejan que entre 2011 y 2015 la mitad de todo lo invertido (49 millones de euros) ha ido a parar a medios catalanes y afines.

El grupo Godó fue el más favorecido

El grupo con mayor inversión es Godó, medio históricamente relacionado con Convergencia y por tanto de la Generalitat. En total el editor de La Vanguardia se llevó 16,5 millones de euros en cinco años, de los cuales 4,1 millones fueron para 8TV, la televisión del grupo, 5,6 millones para su buque insignia, La Vanguardia, 4,6 millones para RAC 1, la radio de Godó y 2,2 millones para Rac 105, la musical del grupo.

Le siguió El Periódico de Cataluña que sumando sus ediciones impresa y digital llegó a los 14,5 millones de euros. En el caso del diario del grupo Zeta, ha tenido una relación de altibajos con la Generalitat, alternando periodos críticos con otros menos beligerantes. Esto se ve reflejado en su publicidad institucional que pasó de 866.000 euros en 2011 hasta los cuatro millones en 2013, cayendo a los 2,8 en 2014 y disparándose nuevamente a los 4,1 millones en 2015.

El tercer medio en importancia para la Generalitat de Artur Mas en sus cinco años de gobierno fue El Punt Avui y El Punt TV con 8,5 millones de euros en cinco años sumando el papel y el digital. Ara es el siguiente medio en el listado del departamento de presidencia de la Generalitat con 4,9 millones de euros sumando web y papel.

Diarios digitales con poca audiencias

En la lista continúa TV3, la televisión pública catalana que apenas se lleva 2,2 millones de euros en cinco años, a pesar de ser la televisión con mayor audiencia en el ámbito catalán con una media del 11,4% de share en 2016. Recauda la mitad que 8TV, que en ese mismo año llegó a una cuota de pantalla del 3,4%.

El club de medios que superaron el millón de euros se completa con Flaix FM con 1,2 millones y Flaixbac con 1,1 millones. En cuanto a la inversión en medios de la presidencia de la Generalitat encontramos una serie de webs catalanas con poca audiencia y que ingresaron en cinco años mucho más dinero que medios tradicionales contrarios al procés.

Por ejemplo, Nació digital ingresó 700.000 euros al igual que E-Noticies, mucho más que los 600.000 euros que facturó El País, o Vilaweb y El Món que con 500.000 y 400.000 euros, respectivamente, facturaron por publicidad institucional de presidencia más que la Cadena Ser (300.000 euros), Antena 3, Telecinco y Onda Cero (200.000 euros) y La Razón (50.000 euros, Cope (30.000 euros), El Mundo (25.000) y ABC (12.000).