Una persona utilizando un ordenador.

Una persona utilizando un ordenador. Istock

Empresas MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los digitales no salvan a la prensa: los tres grandes periódicos siguen perdiendo ingresos

Vocento, Prisa y Unidad Editorial facturaron 205 millones en el primer trimestre, un 6,5% menos.

Fernando Cano

Los tres grandes conglomerados de la prensa española -Vocento, Prisa y Unidad Editorial- han dejado de facturar 14,3 millones de euros en el primer trimestre de este año, según consta en las cuentas de los propios grupos remitidas a los respectivos reguladores durante las últimas semanas. Si sólo consideramos los negocios de periódicos vemos que suman 205 millones de euros, un 6,5% menos que entre enero y marzo del año pasado.

Este dato incluye la división de prensa de Prisa, los ingresos de Vocento por periódicos y los diarios y revistas de Unidad Editorial. Esta caída del 6,5% incluye además las facturaciones digitales de los tres grandes, demostrando que el impulso digital de sus diarios no ha sido suficiente para compensar las caídas de los ingresos en papel, tanto en publicidad como en circulación.

Vocento: los diarios regionales no se salvan

El grupo que más factura por sus negocios de periódicos es Vocento que incluye además de ABC, una decena de cabeceras regionales entre las que se encuentran El Diario Vasco o El Correo. En total, el grupo facturó 86,5 millones de euros, lo que se traduce en una caída del 6,3%, 5,7 millones menos que el primer trimestre de 2016.

La venta de ejemplares volvió a lastrar al grupo, con un descenso del 8,9% hasta los 42,3 millones. Y en este apartado, los diarios regionales registraron una caída superior al 6%, un dato inusual para unos periódicos que históricamente han sido rentables y que han aportado valor al negocio. No se puede decir lo mismo de ABC, que pierde un 14% de su facturación por venta de periódicos, demostrando que la prensa nacional está mucho más afectada que la local por esta coyuntura.

La venta de publicidad ingresó 32 millones en el trimestre, un escaso crecimiento del 0,2%, de los que 22 millones llegaron gracias a los regionales. En cuanto al peso digital, solo el 22% de la facturación publicitaria de los regionales llega por los diarios de internet, por el 38% del diario ABC. Paradójicamente ABC es la que peor comportamiento demuestra de todas estas cabeceras.

Prisa Noticias: herida por la caída de circulación

El editor de El País, AS y Cinco Días facturó 50,4 millones de euros, un 12% de descenso. De este declive destaca el desplome de la venta de ejemplares del 14%, hasta los 20 millones de euros. En este indicador es evidente la caída de venta de ejemplares y de difusión de sus cabeceras, del 13% en El País y del 11% en el diario AS.

La publicidad también tiene un comportamiento irregular, dependiendo del soporte. En total se ingresaron 22,5 millones, un descenso del 5,4%. Desde el punto de vista del reparto se llega a un punto de equilibro entre la publicidad digital, 10,5 millones y un 9,5% de crecimiento y el papel con 11,1 millones y una caída brutal del 18,2%. Estos resultados se explican, en primer lugar, por el hundimiento de la publicidad en papel de El País -un 20% en el trimestre- y la consolidación del diario AS con un 70% de ingresos digitales por publicidad.

Unidad Editorial: los ingresos siguen cayendo

RCS Mediagroup, matriz de Unidad Editorial, presentó esta semana sus resultados en la Bolsa de Milán. En ellos incluyó con cuentagotas las cuentas de Unidad Editorial confirmando que sus ingresos cayeron desde los 70 millones hasta los 68,3. Dos millones menos para el editor de El Mundo, Marca y Expansión. El grupo editor indicó además que sus campañas en medios digitales ya representan el 40% de los ingresos publicitarios netos totales.

Las cifras de los tres grandes editores de periódicos de España demuestran que los ingresos digitales de publicidad ya no son suficientes para paliar el hundimiento de las ediciones impresas. Esto abre necesariamente el debate de migrar hacia un modelo de pago por contenidos, una fórmula a la que, de momento, le han cerrado la puerta las grandes cabeceras. Sólo Vocento, en tres de sus doce cabeceras (El Diario Vasco, El Correo y El Diario Montañés) ha implantado un modelo de suscripción, al igual que algunas cabeceras de Prensa Ibérica como La Nueva España.

No obstante, los tres buques insignias de estos editores: El País, El Mundo y ABC se niegan a dar el paso. Los editores consultados por EL ESPAÑOL insisten en que la única manera de que se produzca una decisión de estas características es mediante un acuerdo global del sector y una migración conjunta. El problema es la elevada fragmentación del mercado y la gran cantidad de diarios generalistas que aportan información similar a nivel nacional. De hecho, nos indican que si sólo uno diese el paso, lo más probable es que se hundiría en visitas y en volumen de tráfico.