El presidente del Banco Sabadell, José Oliu.

El presidente del Banco Sabadell, José Oliu. EFE

Empresas

El Banco Sabadell gana 216 millones, un 14% menos por los costes de TSB

El margen de intereses mejora un 1,6% hasta los 962,4 millones de euros y se han anticipado provisiones.

J.C.M.

El Banco Sabadell alcanzó en el primer trimestre de 2017 un beneficio neto de 216,1 millones de euros, un 14,3% menos que hace un año, tras materializarse los costes tecnológicos extraordinarios ya previstos en TSB. Además, la mayor parte de los resultados por operaciones financieras (ROF) previsto para el año se han materializado en el primer trimestre, y se han empleado para anticipar provisiones. Este beneficio trimestral está en línea con los objetivos de 2017.

Banco Sabadell sin TSB ha mejorado su beneficio un 7,1% en el primer trimestre, hasta los 203,9 millones de euros, gracias al sólido crecimiento de los ingresos del negocio bancario core, que se reflejan en la mejora del margen de intereses a pesar del periodo prolongado de tipos bajos.

De este modo, el margen de intereses del grupo ha alcanzado los 962,4 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 1,6% intertrimestral y del 1,8% interanual a tipo constante. Además, el margen de clientes al cierre del primer trimestre de 2017 se sitúa en el 2,77% (2,69% en el trimestre anterior).

353 millones de operaciones financieras

Al cierre del primer trimestre de 2017, los resultados por operaciones financieras (ROF) totalizan 353,0 millones de euros (excluyendo TSB son de 341,9 millones de euros) e incluyen, entre otros, 246,2 millones de euros por la venta de activos financieros disponibles para la venta de renta fija y 10,4 millones de euros por la venta de la participación de Fluidra.

Las dotaciones a insolvencias y otros deterioros se han situado en los 510,6 millones de euros al cierre del primer trimestre, frente a los 434,9 millones de marzo de 2016. El trimestre se ha caracterizado por la anticipación de provisiones, gracias a que la mayor parte de los resultados por operaciones financieras previstos para el total del año se han materializado en estos primeros tres meses.

Estrategia de TSB

TSB sigue cumpliendo su estrategia con éxito y su negocio se mantiene fuerte. Ya supera los cinco millones de clientes, un 2,9% más que hace un año y más de 6.000 clientes de media a la semana abrieron una cuenta en el banco británico. En los últimos 12 meses, el 6% de los clientes que cambiaron de cuenta bancaria o que abrieron una nueva cuenta en Reino Unido eligieron TSB.

Los depósitos de clientes crecieron hasta alcanzar 29,7 millones de libras, lo que supone un crecimiento interanual del +11,0%, y refleja la confianza que los clientes tienen en TSB. La inversión crediticia ha aumentado hasta alcanzar 30,9 millones de libras, lo que implica un crecimiento interanual del +12,6%. La inversión crediticia de la franquicia y la cartera Whistletree creció hasta los 29,1 millones de libras, un 15,2% más interanual y 5,6% trimestral.

La integración de la plataforma tecnológica se desarrolla según el plan previsto, tanto en costes como en calendario. Los costes operativos de TSB suben, por tanto, un 9,1% intertrimestralmente, por los gastos tecnológicos extraordinarios ya previstos en TSB.  

Activos problemáticos

Se mantiene la disciplina en la reducción de activos problemáticos, que en los últimos doce meses sin considerar TSB suma 2.756 millones de euros, 506 millones de euros en los últimos tres meses. De estos últimos, 439 millones de euros corresponden a riesgos dudosos y 67 millones de euros a activos adjudicados.

La ratio de morosidad del grupo continua reduciéndose y se sitúa en el 5,86% (7,45% sin considerar TSB), el nivel más bajo desde el tercer trimestre del 2011. La cobertura de los dudosos se sitúa en el 53,13% (53,10% sin considerar TSB) e incrementa la cobertura de los activos inmobiliarios adjudicados, que se sitúa en el 47,9%. La ratio de cobertura de dudosos sin el ajuste por deterioro de las cláusulas suelo es del 48,76% ex TSB y del 48,86% total grupo.

Los recursos de clientes en balance aumentan interanualmente un 2,1% (1,8% excluyendo TSB), con un crecimiento del 3,9% a tipo de cambio constante. En comparación con el trimestre anterior, aumentan un 0,4% (0,1% sin considerar TSB), gracias especialmente al crecimiento tanto de las cuentas vista como de los recursos fuera de balance. La caída de tipos se ha traducido en estos incrementos.

Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 96.643 millones de euros (66.833 millones de euros sin considerar TSB), lo que representa un incremento del 16,1% interanual (23,5% sin considerar TSB) y un crecimiento trimestral del 5,0% (6,7% sin considerar TSB). El total de recursos de clientes de fuera de balance asciende a 41.848 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2017 y crece un 12,8% con respecto al año anterior (crece un 3,1% en términos intertrimestrales). El patrimonio en fondos de inversión, que a 31 de marzo de 2017 se sitúa en 23.964 millones de euros, representa un incremento del 13,3% interanual (6,1% intertrimestral).

La inversión crediticia bruta viva cierra en marzo de 2017 con un saldo de 141.365 millones de euros. En términos interanuales, presenta un incremento del 2,3% afectado negativamente por la evolución del tipo de cambio de la libra frente al euro en el ejercicio (incrementa un 4,0% a tipo de cambio constante). En relación con el trimestre anterior, aumenta un 0,6%. Sin el pago recibido del Fondo de Garantía de Depósitos, de 984 millones de euros, la mejora en la inversión crediticia bruta viva ascendería al 1,3% intertrimestral.