Telefónica

El jefe de Wayra se marcha tras sus discrepancias con el sobrino de Alierta

El responsable global de la aceleradora de 'startups' de Telefónica, Mariano Amartino, sale dentro del plan de bajas incentivadas para directivos tras dos años en el cargo.

Mariano Amartino, exresponsable de Wayra Global.

Mariano Amartino, exresponsable de Wayra Global.

  1. Telefónica
  2. Telecomunicaciones
  3. José María Álvarez-Pallete
  4. César Alierta
  5. Empresarios

Nuevos movimientos en el equipo directivo de Telefónica. El hasta ahora ‘jefe’ de la aceleradora de ‘startups’ tecnológicas de la operadora de telecomunicaciones Wayra, Mariano Amartino, se marcha. Su salida llega tras serias discrepancias con Javier Placer, el consejero delegado del grupo bajo el que se engloba Wayra (Telefónica Open Future) y sobrino del expresidente de la empresa, César Alierta.

Según explican fuentes conocedoras del movimiento, la salida ya ha sido comunicada y se ha incluido dentro del plan de bajas para directivos menores de 53 años que ha puesto en marcha la operadora española para complementar al que lleva en marcha desde el año pasado. Explican que, pese a todo, ha sido una salida “tranquila” y que aún no hay sustituto.

¿Quién es Amartino?

Mariano Amartino fue fundador del blog y compañía de consultoría tecnológica überbin. Desde 2009 hasta 2013 ejerció como consejero delegado  del grupo de blogs y publicaciones especializadas Hipertextual, cuyo inversor externo principal es también el argentino Martín Varsavsky (Jazztel, Fon). Fue ese mismo año cuando se incorporó como responsable de Wayra en Latinoamérica.

En enero de 2015, con la reorganización que se llevó a cabo en la filial Telefónica Open Future, es nombrado como responsable global de Wayra. Sustituía a Gonzalo Martín-Villa, hoy responsable del ‘rompecabezas’ del área de Innovación de la empresa. En ese momento pasó a tener como directiva inmediata a Ana Segurado, directora de Telefónica Open Future, y a Javier Placer, CEO de esta filial de la compañía y también sobrino del expresidente de la operadora, César Alierta.

Según ha podido saber este medio, Amartino, una persona cercana a Álvarez-Pallete, vivía un enfrentamiento interno con Javier Placer, el sobrino de Alierta. La razón: la forma de gestionar Open Future y el objetivo de “descabezar” la marca de Wayra.

¿Qué es Wayra?

Wayra fue creada en el año 2011 por el hoy presidente José María Álvarez-Pallete, después de dos años ejerciendo como presidente de Telefónica Latinoamérica. El objetivo era acelerar y apoyar a ‘startups’ tecnológicas tanto en España como en los principales mercados latinoamericanos. Su primer responsable fue Gonzalo Martín-Villa.

Fue en 2015 cuando se produjo un cambio clave en la estructura. Telefónica Open Future se convertía en el paraguas bajo el que se colocaban todas las compañías y organizaciones de la operadora que estuvieran relacionadas con el emprendimiento y las ‘startups’. Utilizaban la antigua filial Telefónica Digital Venture Capital SL, dedicada a la inversión de capital riesgo, para construir Telefónica Open Future SL.

Bajo su paraguas no sólo se colocó Wayra. También se incluyeron a otras iniciativas como Amérigo, su propia red de fondos de inversión de capital riesgo (‘venture capital’) en startups lanzada en 2012; Telefónica Ventures Capital, fondo corporativo de la compañía, o Talentum Startups, un programa de innovación.

En la presidencia del consejo de esta compañía se colocó a Luis Solana, hermano de Javier Solana y expresidente de la compañía desde 1982 hasta 1989. Como consejero delegado se ubicó a Javier Placer, sobrino de la esposa de Alierta, Ana Cristina Placer. Y como directora general a Ana Segurado, exdirectora de Inversión en Ibersuizas (el fondo de capital riesgo hoy renombrado como Portobello Capital).

Javier Placer fue el principal protagonista junto al expresidente de Telefónica y su esposa del 'caso Tabacalera', un polémico episodio que data de 1997 y que consistió en el uso de información confidencial para lucrarse con acciones de esa firma que entonces presidía Alierta. La Justicia consideró probados los hechos pero absolvió a los acusados por prescripción del delito.

Los cambios de Pallete

José María Álvarez-Pallete aterrizó como presidente de la compañía en abril del año pasado. En ese mismo momento, trató de hacer cambios con el objetivo de renovar una cúpula y un consejo muy cercano a César Alierta. Comenzó su particular ‘era’ al frente de la operadora con nuevas caras en el consejo.

Salieron cuatro personas ligadas al expresidente: el lugarteniente Santiago Fernández Valbuena; Alfonso Ferrari, ligado a Beta Capital (el bróker cofundado por Alierta); o Carlos Colomer (Revlon). El cambio más significativo lo representó la salida de Fernando de Almansa, exjefe de la Casa Real y mentor del trabajo de Urdangarín durante los años en los que éste estuvo a sueldo de la operadora.

Entraron Juan Ignacio Cirac Sasturín, uno de los mayores expertos mundiales en computación cuántica; Javier Echenique (vicepresidente del Sabadell), Sabina Fluxá (Iberostar, ACS) y Peter Löscher (exSiemens).

A estos cambios sumó otro en noviembre: fichó a Mariano de Beer, hasta esa fecha máximo responsable de Microsoft en Latinoamérica, para incorporarlo como director general Comercial Digital de la compañía. En diciembre, sustituyó a la directora de Comunicación, Marisa Navas, muy cercana a Alierta, por José Luis Gómez-Navarro, un hombre de la estricta confianza de Álvarez-Pallete y con el que ha mantenido una larga colaboración desde los tiempos en que se desempeñaba como consultor de la compañía en Latinoamérica. Y además nombró a José Cerdán, fundador y consejero delegado de Acens Technologies (empresa dedicada a soluciones tecnológicas en la nube comprada por Telefónica en 2011) en sustitución de Juan Carlos López Vives como máximo responsable del segmento de empresas del grupo.