Empresas tecnológicas

Las salidas en Jobandtalent alcanzan ya a una cuarta parte de su plantilla en España

La startup, que recibió 42 millones de dólares del fondo del fundador de Skype, acumula 18 salidas en el equipo técnico y otras 15 en el departamento comercial en plena reconversión hacia una ETT.

Parte del equipo de Jobandtalent.

Parte del equipo de Jobandtalent.

  1. Startup
  2. Jobandtalent
  3. ETT
  4. Capital riesgo

Hora de sacar la tijera. Una de las 'startups' tecnológicas más destacadas del panorama español lleva a cabo los primeros recortes destacados en su plantilla. Jobandtalent ha reducido significativamente su equipo en España. A los 18 despidos comunicados la pasada semana hay que sumar otra quincena de salidas en trabajadores temporales incluidos en el 'call center' con el que cuentan, que fueron ejecutadas a finales de septiembre. La decisión llega unos meses después de cerrar una de las mayores rondas de financiación del año: 42 millones de dólares aportados, principalmente, por el fondo de capital riesgo liderado por el fundador de Skype.

Tras el verano, la compañía ha comunicado 18 salidas en el equipo técnico, según confirma uno de sus fundadores, Juan Urdiales. La razón, según él, hay que encontrarla en la pretensión de hacer más eficiente su gestión. “Queremos una estructura más eficiente, por alguna razón notábamos que no había tanta velocidad implementando cosas nuevas… Pese a las salidas, el equipo de ingenieros sigue siendo uno de los más grandes de España”, explica el directivo.

Este medio ha recibido varias denuncias de ya extrabajadores del departamento comercial, alegando que fueron despedidos el día 30 de septiembre. Es lo que ellos mismos denominan el 'viernes negro'. Tras pedir información a la empresa, ésta reconoce a posteriori que ha habido otro paquete de salidas en ese área, donde, según ellos, existe una alta rotación de personal desde hace meses (en torno a 10 o 12 salidas mensuales, que a la postre han ido cubriéndose).

En concreto, de acuerdo a fuentes oficiales de la compañía, las del viernes 30 de septiembre son 15 salidas de trabajadores con contrato temporal adscritos al 'call center' desde el que atienden a empresas y trabajadores usuarios de su plataforma. Son huecos que no han sido cubiertos, aunque no descartan hacerlo en diciembre, con el pico de actividad de Navidad. En esta cifra se incluyen, de acuerdo a la compañía, empleados dedicados a contactar con aspirantes a puestos de empleo ofertados con el objetivo de mejorar sus candidaturas (en el argot de la empresa se denomina 'curation'). Sin embargo, la versión de trabajadores despedidos y otras fuentes internas de la compañía es diferente: esta cifra podría llegar a la treintena.

Más allá de las cifras concretas, la realidad es que en la 'startup' española no se descarta que pueda haber más salidas en los próximos meses. “Vamos a seguir midiendo todo en base a criterios de eficiencia muy altos; ya sabemos al entrar en un país lo que puede llevar a la rentabilidad y al pago de la inversión realizada y en base a eso mediremos el rendimiento”, advierte.

Pese a las salidas, el equipo de ingenieros sigue siendo uno de los más grandes de España

A estos despidos se unen salidas voluntarias de trabajadores de áreas que, con el nuevo modelo de negocio, en el que pierden toda la importancia áreas como la publicidad o la formación, han decidido marcharse pese a haber recibido, según Urdiales, la opción de una recolocación en otros departamentos. No hay cuantificación de estas últimas. 

No es fácil cuantificar el impacto total en la plantilla en España. Pero, si a los 18 despedidos en el equipo técnico, conformado principalmente por ingenieros, se suman los otros 15 de la división comercial, se trata de 33 bajas. Eso representa, al menos, en torno a una cuarta parte de la plantilla con la que cuentan en su sede central en España, ubicada en la capital madrileña.

Más de 300 trabajadores

Estos recortes merman, principalmente, la plantilla que la compañía tiene en este país. En lo que ellos denominan ‘headquarters’ ubican el equipo directivo, el de desarrollo (ingenieros centrados en todo el trabajo técnico) y el de operaciones. En total aglutinaba a unos 120 empleados. A estos hay que sumar los equipos con los que cuentan en las oficinas comerciales de Colombia, México y Reino Unido. En total, según Urdiales, sumaban 350 trabajadores. Los ubicados fuera de Madrid, enfocados en tareas de ventas, tienen una mayor rotación. El directivo precisa que fluctúa en base a proyectos concretos y a picos de actividad en periodos de mayor contratación.

Las cifras de Jobandtalent.

Las cifras de Jobandtalent.

Una de las preguntas que surge es: ¿Se creció demasiado rápido? En el último año el equipo se había incrementado notablemente. “No sé si habíamos sobrecrecido, pero lo que es una evidencia es que las cosas no se hacían tan rápido y de manera tan ágil como se hacían antes”, reconoce Urdiales.

No sé si habíamos sobrecrecido, pero lo que es una evidencia es que las cosas no se hacían tan rápido y de manera tan ágil como se hacían antes

¿Ha sido una exigencia de los inversores, tras la millonaria ronda de financiación anunciada antes del verano? “No nos han dicho ‘Esto hay que hacerlo más eficiente’, sino que es una decisión que ha venido más del propio equipo y de las personas más relevantes ante los objetivos que siempre son agresivos”, afirma Urdiales. En cambio, varias fuentes conocedoras apuntan a que el nuevo fondo de referencia, Atomico, sí que ha reclamado un ajuste.

Tras una inyección millonaria

Sea como fuere, este recorte se produce justo tras la llegada de esta millonaria ronda de financiación. “Aprovechamos que hemos cerrado esta ronda con un inversor para seguir siendo una startup, porque no podemos entrar en dinámicas de procesos de empresa grande”, justifica el directivo.

En concreto, fue en junio cuando se anunció una inyección de capital de 42 millones de dólares, liderada por el fondo Atomico y en la que también participó el español Kibo Ventures. Mantienen su participación, aunque con alguna dilución, los fondos Quálitas (Grupo Prisa) y JME Venture Capital (nueva gestora heredera de la antigua Fundación José Manuel Entrecanales) o los inversores Nicolás Luca de Tena (La Nevera Roja) y Pelayo Cortina Koplowitz (hijo de Alberto Cortina y Alicia Koplowitz).

A estos fondos se sumaron dos grupos de inversores pequeños. A un lado dos expertos en plataformas de comercio electrónico: José Marín, fundador de la compañía Deremate.com y un ‘business angel’ destacado del panorama internacional, y Fabrice Grinda, fundador de la web de clasificados OXL.com e inversor clave de Letgo, competidor y comprador del negocio norteamericano de Wallapop.

En plena reconversión y con fuerte competencia

Los nuevos recortes se producen en el marco de una reconversión total como compañía. Jobandtalent se fundó en 2009 como una plataforma de reclutamiento cuya propuesta diferencial se basaba en un algoritmo potente para ofrecer las mejores ofertas de empleo a los candidatos. Su modelo de negocio se basaba en dos pilares: la publicidad, tanto para promover los anuncios como para firmas que perseguían aprovechar educativos para promocionar sus productos, y la recomendación de programas educativos específicos.

Equipo directivo de Jobandtalent.

Equipo directivo de Jobandtalent.

En los primeros meses de 2016 iniciaron un giro, justo en plena explosión de aplicaciones para la búsqueda de empleo (llegaron compañías como Jobtoday o Cornerjob). Se enfocaron a la pequeña empresa y se convirtieron en una empresa de trabajo temporal 2.0: todo el proceso de contratación y servicios añadidos, como el pago de las nóminas, se llevarían a cabo en su plataforma.

En esa batalla, la competencia va a ser feroz. No sólo por estas nuevas compañías, que crecen a una velocidad alta y que cuentan también con cuantiosos fondos para invertir, sino también por otros competidores ‘tradicionales’ como las propias ETTs (Randstad o Adecco).

Pérdidas en las cuentas

Esa batalla la asume después de no haber conocido la rentabilidad en ninguno de los ejercicios desde su fundación, en 2009. Desde ese ejercicio hasta el de 2014, acumulan casi 4 millones de euros de pérdidas. Las más intensas fueron en ese año 2014, cuando alcanzaron 2,5 millones, tras facturar algo más de un millón.

Todo apunta a que en 2015 el rojo se ha mantenido, pero las cuentas aún no se han presentado en el Registro Mercantil y desde la empresa no quieren adelantar las cifras y declinan ofrecer previsiones para el presente ejercicio.