Hipermercados

Carrefour dispara su beneficio en España tras su primer aumento de ventas en cinco años

El grupo de hipermercados eleva sus ingresos un 0,1%, hasta 7.346 millones de euros, y gana 254 millones.

Establecimiento de Carrefour.

Establecimiento de Carrefour. Reuters

  1. Carrefour
  2. Comercio
  3. Impuesto de sociedades

Es el mayor grupo de distribución alimentaria de Europa y, en España, logró cerrar 2015 siendo más rentable. Carrefour tuvo un beneficio de 254,5 millones de euros durante el pasado ejercicio, casi un 36% más que en el 2014, según las cuentas que acaba de depositar en el Registro Mercantil a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Esa evolución de su rentabilidad contrasta, sin embargo, con sus ventas, que tan sólo repuntaron un 0,1%, hasta 7.346 millones de euros, aunque para la empresa es un crecimiento significativo dado que es la primera vez que crece en cinco años.

La compañía, que opera bajo la denominación social Centros Comerciales Carrefour, destaca en su memoria la mejora de la situación económica en España. El grupo explica que “a finales del ejercicio 2015 la economía española presenta un incremento estimado del PIB del 3,5% sobre el año 2014” y que este “incremento se explica por el fuerte incremento de la demanda nacional, pese a la caída experimentada en la demanda exterior. El gasto en consumo final de los hogares experimenta un crecimiento anual del 3,5% como consecuencia del comportamiento conjunto de los distintos tipos de bienes y servicios que lo integran”, resume. También destaca la mejora en los datos de empleo y en el número de asalariados.

En cuanto a su propia evolución, Carrefour asume que se ha visto afectada negativamente por la evolución del precio del petróleo. “La fuerte caída del precio de los carburantes ha impactado negativamente en la facturación de Centros Comerciales Carrefour, que ha aumentado un 0,18% pese a haberse incrementado significativamente el volumen de compra de nuestros clientes”, indica. “A pesar de este impacto negativo y el efecto de la inflación, la cifra de ventas presenta un crecimiento positivo por primera vez en los últimos cinco ejercicios”, reconoce.

Carrefour también da pistas de cómo prevé su evolución a lo largo de 2016. “La sociedad abrirá a ritmo sostenido establecimientos en varios formatos, principalmente tiendas de proximidad”, indica. Y apunta en qué se traducirá el acuerdo alcanzado con Eroski a principios de 2016, al que destinó 205 millones de euros. “Conlleva la transformación al modelo Carrefour de hasta 36 hipermercados, con una superficie total de 235.000 metros cuadrados, así como 8 galerías comerciales y 22 estaciones de servicio adyacentes, permitiendo acceder a los clientes de 27 nuevos municipios”.

Compras ‘made in Spain’

A compras a proveedores, Carrefour destinó 6.532 millones de euros. De esa cifra, la mayoría se quedó en España. En concreto, destinó a proveedores españoles 6.093 millones. El grupo de distribución también indica en su informe anual que su periodo medio de pago a proveedores es de 15,24 días, mientras el ratio de operaciones pendientes de pago es de 36,5 días. Hasta este ejercicio las compañías de distribución no estaban obligadas a publicar este dato, porque lo que no es posible comparar estos ratios con los de ejercicios anteriores.

En cuanto a su plantilla media, la incrementó un 3%, hasta 30.391 empleados. Al cierre del año, el número de personas contratadas por Carrefour era de 32.610, el 85%, asegura, con contrato fijo. De ellas, 21.440 eran mujeres. De esos empleos femeninos, la mayoría, más de 20.000 eran, estaban en tienda, lo que denomina “personal operativo”. Sin embargo, su dirección era masculina: ocho hombres y ninguna mujer.

La filial del grupo francés asume que, a 31 de diciembre de 2015, “por la propia actividad desarrollada por la sociedad, y siendo acorde con las cifras del sector” su pasivo era superior al activo corriente en 785,3 millones de euros (un año antes era 896,6 millones). Sin embargo, su equipo directivo no está preocupado por esta situación. “Los administradores de la sociedad consideran que los ingresos que se generarán en el futuro junto con los importes no dispuestos en las pólizas de crédito, serán suficientes para atender el pago de las deudas a la fecha de su vencimiento”, apuntan.

En 2015, Carrefour abonó en España por Impuesto de Sociedades 11,5 millones de euros. Un año antes, destinó algo más de 8 millones. Carrefour explica que, durante este ejercicio, se aplicó “deducciones por un importe total de 2,59 millones “correspondientes a deducciones por donaciones a entidades sin fines lucrativos, por actividades de innovación tecnológica, por inversiones en Canarias, por creación de empleo”, enumera. Y añade que, a 31 de diciembre de 2015, tenía pendiente de aplicar deducciones de ejercicios anteriores por importe de 2,48 millones.

También reconoce que, en el momento de elaborar el informe anual Carrefour tenía “abiertos a inspección el Impuesto sobre Sociedades desde el año 2012 y desde el año 2013 por IVA y retenciones a cuenta” y que “debido a las diferentes interpretaciones de la normativa fiscal aplicable, podrían existir ciertas contingencias fiscales cuya cuantificación objetiva no es posible determinar” aunque prevé que “no tendría una incidencia significativa en las cuentas anuales en su conjunto”.