Empresas

Victor Madera obtiene 400 millones en acciones de Fresenius por la venta de Quirónsalud

El gigante alemán, controlado por una asocaiación sin ánimo de lucro, liderará el sector en España tras la adquisición.

Victor Madera.

Victor Madera.

  1. Sanidad
  2. Quirónsalud
  3. Alemania
  4. Hospitales
  5. Fresenius Helios

Fresenius se ha convertido, a golpe de talonario, en el líder de la sanidad privada en España. Lo hará comprando Quirónsalud a su equipo directivo y al grupo de capital riesgo CVC. A cambio, tendrá que pagar una factura de 5.760 millones de euros, en la mayor operación del sector sanitario privado en España. Se trata de un procedimiento especialmente suculento para uno de los fundadores del negocio, Víctor Madera.

El consejero delegado de Quirónalud entregará al grupo alemán su participación en la empresa a cambio de más de 6,1 millones de acciones de Fresenius, valoradas en 400 millones de euros, según explica la multinacional. Madera deberá mantenerlas durante un periodo de dos años, según el contrato.

No es la primera vez que Madera realiza este tipo de operación, ya que ha aprovechado el capital riesgo durante casi 20 años. Pasó con IDC (Ibérica de Diagnóstico Cirugía), que creó a mediados de los años 90 y en el 98 fue adquirida por CVC Capital Partners. Ya en 2005 fue vendida a Capio por 331 millones de euros y Madera logró la vicepresidencia de la compañía. Cuando CVC la recuperó en 2011 el médico asturiano fue nombrado primer ejecutivo.

Por su parte, el grupo alemán tendrá en cartera 43 hospitales, 300 centros de prevención de riesgos laborales y cerca de 35.000 empleados

Fresenius es un gigante del negocio de la salud. Está en más de 100 países, tiene más de 222.000 empleados y alcanza un volumen de ingresos global de más de 27.600 millones de euros anuales. Ahora se fija en España porque había una oportunidad en el mercado. CVC llevaba tiempo buscando un comprador de su participación en el grupo de hospitales, centros de día y centros de prevención, después de llevar años protagonizando fusiones y adquisiciones: sumó el negocio de su participada IDC Salud al de Quirón, compró Ruber y se hizo con el control de las mutualidades Fremap, Fraternidad Muprespa, y Mutua Universal.

“Estamos comprando el mayor operador de hospitales privados de España y el cuarto de Europa”, indica el consejero delegado de Fresenius Helios, Francesco de Meo, en una presentación a inversores. “Es un mercado atractivo y con potencial de crecimiento”, asegura un portavoz de Fresenius a EL ESPAÑOL al explicar el porqué de este movimiento. “Para nosotros, España, como uno de los grandes mercados españoles, es un movimiento perfecto, porque las culturas encajan y porque compartimos la misma moneda”, añade. La adquisición la realiza a través de su división hospitalaria en Alemania, Fresenius Helios, el mayor operador de hospitales del país.

Detrás, una fundación

Frexenius es un grupo cotizado en Fráncfort, con una capitalización que supera los 38.500 millones de euros. Si estuviera en el parqué madrileño sería la cuarta mayor empresa del Ibex, por detrás de Telefónica y por delante de Iberdrola.

Su negocio no son sólo hospitales, que hasta ahora canalizaba a través de Helios y ahora también con Quirónsalud. Además, tiene otras tres divisiones: Fresenius Medical Care, especializada en el tratamiento crónico de pacientes renales; Fresenius Cabi, enfocada en los suplementos médicos y nutricionales; y Fresenius Vamed, dedicada a la construcción y gestión de instalaciones médicas.

La fundación está enfocada a la investigación y a los proyectos médicos-humanitarios. Actualmente, indica, gestiona 1.300 proyectos, valorados en 200 millones de euros

Y detrás de estos negocios hay una fundación sin ánimo de lucro: la Else Kröner-Fresenius-Stiftung Foundation. Es la mayor accionista del grupo, con el 26,4% de las acciones. Por detrás de ella, accionistas minoritarios como la aseguradora Allianz (5,1%) o el gigante de la inversión BlackRock (4,88%).

La fundación asegura que su actividad es completamente independiente a la del grupo sanitario. La fundó Else Kröner, la hija adoptiva del fundador de la compañía, Eduard Fresenius, y está enfocada a la investigación y a los proyectos médicos-humanitarios. Actualmente, indica, gestiona 1.300 proyectos, valorados en 200 millones de euros.

El tirón del negocio público-privado

¿Qué ha llevado a Fresenius Helios a adentrarse en el mercado español? Básicamente, la capacidad de Quirónsalud de generar ingresos, con un crecimiento orgánico de ventas del 5% a lo largo de los últimos años. Este año, sus ingresos se estiman en 2.500 millones de euros, según la citada presentación a inversores. Ese volumen de facturación se traducirá en un resultado bruto de explotación (Ebitda) de entre 460 y 480 millones de euros al cierre de 2016. Para el próximo ejercicio, su rentabilidad se prevé más alta, de entre 520 y 550 millones de euros.

Más allá de las cifras, uno de los factores de atracción de la compañía española ha sido el modelo de colaboración público-privada y la capacidad de aumentar el número de pacientes en sus centros más que el de sus competidores. “Son pioneros en este modelo público-privado, tienen cuatro hospitales en Madrid y otro en Barcelona, que están integrados dentro del sistema público de salud”, explica. Fresenius detalla que, bajo el modelo PPP (las siglas en inglés de public-private-partnership), a Quirónsalud se le asigna la cobertura de los habitantes de determinadas zonas a cambio de una remuneración por los servicios prestados y en función del número de personas tratadas.

Hospital de Helios en Berlín.

Hospital de Helios en Berlín.

“Quirónsalud tiene amplia experiencia en el cuidado integrado, trata más de nueve millones de pacientes al año. Por eso, Helios podrá aprender de ella cómo optimizar el cuidado de los pacientes, tiene menores listas de espera”, argumenta el portavoz de la compañía.

Otro foco de interés es la capacidad de crecimiento que percibe en España. Aquí, según la presentación a analistas realizada este martes, hay 3,2 camas hospitalarias por habitante, frente a las 8,3 de Alemania. En España, asegura, el coste medio de un seguro de salud privado es de 70 euros al mes, frente a los 240 euros de su país natal.

¿Qué posición tiene Quirónsalud en el mercado? La multinacional alemana indica que controla el 14% del volumen de ingresos de un sector atomizado. Por ejemplo, 12 grupos hospitalarios concentran el 43% de los hospitales privados y el 56% de las camas privadas, según un estudio del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (una asociación que aglutina a los operadores privados).

¿Qué pasará con la plantilla?

La adquisición de Quirónsalud no tiene por qué ser su último movimiento en España. “En general, queremos aprovechar las oportunidades que hay en el mercado”, reconoce la empresa a este diario. “Significa, mayor crecimiento orgánico, adquisiciones en el segmento de los hospitales privados y colaboración público-privada. Sin embargo, aún es demasiado pronto para hablar de hospitales adicionales en España”, matiza.

A la pregunta de si mantendrá los casi 35.000 puestos de trabajo de Quirónsalud en España, el portavoz del grupo alemán asegura que la empresa alemana “quiere hacer crecer su negocio junto a ellos, sobre sus conocimientos y su experiencia y mejorarlas a través de la transferencia de conocimientos entre ellos y el personal de Helios”.