Telecomunicaciones

Telefónica cambia de batalla con las tecnológicas: recopilará los datos que tengan de los usuarios

Las tres grandes compañías de telecomunicaciones exigen al regulador: "Mismos servicios, mismas reglas y mismas obligaciones".

Los tres máximos directivos de Telefónica, Vodafone y Orange en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones.

Los tres máximos directivos de Telefónica, Vodafone y Orange en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones.

  1. Telecomunicaciones
  2. Telefónica
  3. Vodafone
  4. WhatsApp
  5. Facebook
  6. Privacidad

“Mismo servicio mismas reglas, mismas obligaciones”. Las palabras son del presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, pero han sido respaldadas por sus dos grandes competidores en España, Vodafone y Orange. Es su manera de reclamar una regulación similar a la que sufren las grandes empresas de telecomunicaciones para los operadores tecnológicos como Google o Facebook. Y lo ha hecho en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones de Santander, en el que las empresas del sector han escenificado un cambio de estrategia contra estos gigantes: de exigirles el pago por usar sus redes a recopilar los datos que los usuarios les entregan para que éstos sepan toda la información que comparten y cuál pueden bloquear

El buscador o la red social son conocidas como OTT, compañías tecnológicas que tras años de fulgurante crecimiento han introducido servicios que compiten con las grandes ‘telecos’. Y frente a estas reclaman que las reglas sean las mismas. “En vez de más regulación, sólo queremos que los mismos servicios tengan las mismas reglas”, ha resaltado Álvarez-Pallete.

El máximo directivo de Telefónica ha puesto de ejemplo la autorización por parte de la Comisión Europea de la venta de WhatsApp a Facebook. Ésta requirió apenas 3 semanas, según ha dicho, frente al año y medio que han necesitado otras operaciones entre empresas del sector de telecomunicaciones.

Cambio de estrategia

En este escenario, los principales operadores empiezan a cambiar su estrategia. El antecesor de Álvarez-Pallete, Cesar Alierta, fue uno de los más beligerantes contra estas compañías. Uno de sus argumentos tenía que ver con la ausencia de pago por parte de las OTTs de la infraestructura de la que se beneficiaban ofreciendo servicios similares.

Esa posición ha desaparecido del argumentando de las compañías. En el XXX Encuentro de las Telecomunicaciones, las grandes compañías han cambiado de terreno de juego: ahora éste estará en los datos. Y estas compañías no quieren ser convidados de piedra.

El precedente lo ha sentado Telefónica. La compañía ha anunciado los avances de lo que ellos llaman cuarta plataforma: un gran contenedor donde incluirán todos los datos de sus clientes para que sean ellos quienes los controlen. Se une a su primera plataforma, que contiene los activos físicos,; la segunda, formada por los sistemas comerciales y de red, y la tercera, donde se incluyen sus productos y servicios (nube, servicios financieros y de seguridad, video, etc.).

“Vamos a poner de forma transparente todos los datos y el valor de su vida digital a los clientes y que ellos decidan qué parte quieren proteger”, ha resaltado Álvarez-Pallete. Esta plataforma, en la que llevan trabajando año y medio y cuya interfaz aún no ha sido cerrada por parte de la compañía, no estará lista hasta principios del próximo año 2017.

Vodafone se suma

¿Qué implicaciones podría tener para un usuario, por ejemplo, de Uber? El directivo lo explica: “Si cualquier empresa quiere acceder a la localización del usuario, se la proporcionamos; siempre y cuando nuestro cliente esté dispuesto… Y así conseguimos que sea Uber quien decida cuánto valen esos datos y comparta valor con el usuario de alguna forma, en forma de ‘upgrade’ o descuento”

Tras este anuncio, Vodafone también ha planteado que se sumará a este nuevo modelo. Sin embargo, su presidente, Vittorio Colao, ha querido dejar claro que será algo que se ponga en funcionamiento de diferentes formas. No ha mencionado cuándo y con qué tipo de plataforma lo hará, sino que ha sido una declaración de intenciones sobre su intención de jugar también este ‘partido’.

"Ahora mismo esto es como el Lejano Oeste de los datos, no hay reglas; y nosotros queremos que sea algo más civilizado”, ha apuntado Colao, quien ha asegurado que el objetivo es darle la oportunidad al usuario de elegir. “La elección se debe aplicar a todo; si un usuario no quiere recibir publicidad de Google o de un medio, debe poder escoger de forma sencilla”.