Distribución

El Corte Inglés eleva un 34% su beneficio y deja 'congelada' su expansión internacional

La compañía eleva sus ventas un 4,3% y mantiene fuera del consejo de administración a los Areces Galán.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

  1. El Corte Inglés
  2. Dimas Gimeno Álvarez

El Corte Inglés acaba de celebrar su junta de accionistas anual en la que ha aprobado sus resultados de 2015. Una junta que, según fuentes del grupo, ha sido “tranquila”, sin la polémica de años anteriores y ha aprobado todos los puntos del orden del día con más del 90% de los votos a favor. La compañía de grandes almacenes ha dado el visto bueno a sus cuentas del pasado año, así como el cambio de auditor que, a partir del próximo año, será EY, en sustitución de Deloitte.

En la junta no se ha planteado la vuelta al consejo de administración de la familia Areces Galán que tienen el 9% del capital del grupo y que, hace un año, fueron expulsados de la dirección tras sus críticas a la inversión del jeque catarí Hamad Bin Jassim (HBJ) Bin Jaber Al Thani, que inyectó 1.000 millones en forma de préstamo convertible en acciones.

Resultados 'satisfactorios'

“Satisfechos, son datos positivos, sin grandes aspavientos pero esperanzadores”. Así valoran en El Corte Inglés su evolución en el ejercicio 2015, que concluyó el pasado 29 de febrero, ya que su año fiscal incluye la campaña de rebajas de invierno. Su cifra de negocios vuelve a repuntar, un 4,3% y su facturación anual roza los 15.220 millones de euros, una cifra que no alcanzaba desde 2011.

Sobre todo repunta su resultado neto, un 33,9% (158,13 millones de euros). Esta mejora de rentabilidad está sustentada, según explica la compañía, en que ha logrado ajustarse el cinturón en cuanto a costes operativos y financieros. En este ejercicio, por ejemplo, llevó a cabo una emisión de pagarés de 300 millones de euros. Es la primera vez que la compañía se adentra en el Mercado Alternativo de Renta Fija.

El Corte Inglés no da datos económicos de cómo va su negocio digital. Sólo indica, según ha explicado su presidente en la junta de accionistas de este domingo, que tiene 8 millones de clientes registrados en su página web y que el pasado año incrementó en un 50% el número de pedidos a través de su plataforma digital. Apuesta por la transformación digital y lo que denomina “omnicanalidad”, por ejemplo con el servicio Click & Express (entrega de los pedidos en menos de dos horas) pero no desvela cuál es su cifra de negocio online.

Evolución de las ventas de El Corte Inglés.

Evolución de las ventas de El Corte Inglés.

Sí presume de ser la primera cadena europea de grandes almacenes por volumen de ingresos, por delante de las británica Marks & Spencer y la francesa Galeries Lafayette; y de ser la cuarta cadena del mundo, por detrás de tres grupos estadounidenses Macy’s (que factura 24.400 millones de euros e incluye la cadena Bloomingdale); Sears (22.664 millones) y Kohl’s (17.309 millones).

Y destaca su reducción de deuda, tras la inyección de 1.000 millones de euros que el jeque catarí Al Thani el pasado año. Al cierre del año, su deuda neta era de 3.834 millones, frente a los 4.966 millones del año anterior. Mientras, su ‘factura pendiente’ con los bancos se sitúa en los 1.830 millones de euros.

En cuanto a otros parámetros financieros, su volumen de caja (cash flow) se situó en los 680 millones de euros) un 7,2% más que hace un año; y sus fondos propios en 9.966,4 millones, gracias a la inyección de 1.000 millones de Al Thani. Sin embargo, sus inversiones caen de forma continuada en los últimos años. En 2015, destinó a ampliar y renovar su negocio 358,9 millones de euros. En comparación, en 2012, esa cifra fue de 570,4 millones.

La caída de la inversión tiene que ver en que el grupo no ha realizado grandes aperturas en los últimos ejercicio. Actualmente, tiene 94 grandes almacenes (92 en España y dos en Portugal), a los que se suman el resto de cadenas, como los 43 hipermercados Hipercor. No ha abierto nuevos centros, aunque sí ha renovado. Por ejemplo, este año ha cambiado por completo sus dos establecimientos en la calle Serrano de Madrid para dedicar uno a la moda masculina y otro a la femenina.

Expansión internacional congelada

De lo que no hay planes a la vista es de su expansión internacional más allá de Portugal, pese a que el pasado año, tras la entrada del inversor catarí, este movimiento volvió a estar sobre la mesa. “El gran almacén es un formato complicado. Tenemos vocación [de internacionalización] pero no hay ningún plan, aunque si hay alguna oportunidad la abordaremos”, argumentan fuentes del grupo. No viaja con sus grandes almacenes, pero sí con formatos más pequeños, como la cadena textil Sfera (que está presente en Chile, Perú, Arabia Saudí y Filipinas, entre otros, y que también tiene presencia en una cadena de grandes almacenes de Suiza, Manor, donde este año tendrá 60 puntos de venta.

Evolución del beneficio de El Corte Inglés.

Evolución del beneficio de El Corte Inglés.

En cuanto a su número de empleados, este año, su plantilla repunta ligeramente: 494 personas. En total, alcanza los 91.931 empleados al cierre del ejercicio. Hay que tener en cuenta que este dato no recoge el plan de bajas incentivadas que abrió hace unos meses para empleados mayores de 58 años. Recibió más de 2.000 solicitudes y, en mayo, había aceptado más de 1.340 y anunció una nueva ronda de bajas en 2017.  

El problema de Hipercor

En cuanto a cómo le va en sus diferentes negocios. Los grandes almacenes aportan 9.449 millones de euros de facturación, un 7,8% más y su Ebitda crece un 20% hasta 540,8 millones. Sin embargo, su segunda línea de negocio, los hipermercados, llevan años en una espiral descendente. El pasado año ingresaron un 10,7% menos que en 2014 (1.402 millones de euros) y su superficie comercial se ha recortado. “Los hipermercados Hipercor concluyeron el proceso de reordenación de departamentos y secciones, con una disminución de la superficie de venta que se ha traspasado a El Corte Inglés”, reconoció Dimas Gimeno a los accionistas.

Junto a Hipercor, el otro negocio que recorta sus ventas es el de Informática. Cayeron un 3,1% en 2015 (714 millones) después de su división Investrónica en Informática El Corte Inglés y a que notó, reconoce, la menor actividad y contratación por parte de las administraciones públicas.

En cuanto a la aportación del grupo a las arcas públicas se situó en los 1.780 millones de euros. Dentro de esta cifra, la compañía incluye todos sus impuestos, incluido el IVA que soporta. En cuanto al Impuesto de Sociedades asume a su favor un saldo de 81,1 millones de euros, según desvela en su informe anual (un año antes fue de 103,2 millones). También reconoce que “tiene abiertos a inspección” por parte de Hacienda “los años naturales desde el ejercicio 2012 para el Impuesto sobre el Valor Añadido y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y desde el ejercicio 2011/12 para el Impuesto de Sociedades”. Matiza que “los administradores de la sociedad dominante no esperan que se devenguen pasivos de consideración”.