Inmobiliario

Amancio Ortega busca un nuevo trofeo inmobiliario con la Torre Cepsa por 500 millones

El fundador de Zara, principal candidato para quedarse con el rascacielos madrileño propiedad de Bankia.

Complejo de las Cuatro Torres, en Madrid.

Complejo de las Cuatro Torres, en Madrid.

  1. Amancio Ortega
  2. Bankia
  3. Sector inmobiliario

Queda poco más de un mes para que se decida el futuro de la Torre Cepsa uno de los cuatro rascacielos que coronan el madrileño Paseo de la Castellana y las especulaciones sobre quién será su futuro dueño y sobre cuánto dinero pondrá sobre la mesa caldean, una vez más, el mercado inmobiliario.

La torre tiene en el aire su futuro desde que el pasado mes de febrero trascendiera que International Petroleum Investment Company (IPIC), el brazo inversor del fondo soberano de Abu Dabi, no iba a ejercitar la opción de compra que tiene sobre el inmueble. Tiene de plazo hasta septiembre para comunicar a Bankia, el dueño del edificio donde están las oficinas de la petrolera, si quiere quedarse también como propietario.

¿Quién tiene capacidad para pagar los cerca de 500 millones de euros que podría conllevar la transacción? Siempre que sale a la venta un inmueble de relumbrón un candidato domina por encima del resto: Amancio Ortega. El fundador de Inditex suena como favorito. Su capacidad para afrontar compras, gracias al dividendo que le reporta Inditex, es su gran baza.

Sólo por el beneficio del grupo textil en el ejercicio 2015, el empresario de origen leonés sumó más de 1.100 millones de euros al bolsillo de Pontegadea, su ‘arma’ de inversión inmobiliaria.

Amancio Ortega junto al presidente de Inditex, Pablo Isla

Amancio Ortega junto al presidente de Inditex, Pablo Isla

Ortega tiene inmuebles por medio mundo, sobre todo, en grandes capitales, zonas ‘premium’. Tiene edificios en Nueva York, Chicago, Miami, Londres, Milán… También en Madrid. Precisamente, fue otro rascacielos, la Torre Picasso, la que, hasta el momento ha protagonizado su adquisición más ambiciosa en la capital. Pagó por ella 400 millones de euros a FCC para hacerse con el inmueble más emblemático de la zona financiera de Azca. Esta vez, la transacción será, previsiblemente, más alta.

Repsol, Caja Madrid, Cepsa...

La Torre de Cepsa, ideada por el arquitecto Norman Foster, ha cambiado de manos y de nombre pese a que aún no tiene ni diez años de vida. Acabó de construirse en 2009 y ya entonces había intercambiado propietario antes de nacer.

El proyecto inicial pasaba por Repsol, pero en 2007 decidió dar un paso atrás, llevar su sede corporativa lejos del norte de Madrid, a Méndez Álvaro, y vendió el edificio (aún sin concluir) a Caja Madrid. La entonces caja de ahorros madrileña pagó a la petrolera 815 millones de euros. Una cifra que está lejos de recuperar.

Tras estallar la crisis de Bankia, la entidad financiera se vio obligada a ‘renunciar’ a la Torre Caja Madrid. En octubre de 2013, llegó a un acuerdo para alquilar a IPIC la Torre durante un periodo de ocho años, más otros siete prorrogables, año a año. Esa es, precisamente, una de las claves que acerca a Amancio Ortega al inmueble. El creador de Zara sólo alquila edificios con inquilino. No quiere edificios vacíos.

Bankia gestiona la torre a través de su participada Torre Norte Castellana. Mediante ésta pactó con IPIC una opción de compra en 2016, en septiembre, por un “precio que se determinará en el momento de la transmisión de las acciones con arreglo a criterios objetivos ya convenidos”, explica en su memoria de resultados del ejercicio 2015.

El precio, no tiene techo, pero sí tiene suelo. En 2015, Bankia actualizó el valor de mercado de la torre “resultando un valor de 384 millones de euros”, indica en la memoria. ¿Por cuánto puede cerrarse la transacción? El precio ofrecido por Amancio Ortega está en el entorno de los 490 millones de euros, según El Confidencial. Bankia, por el momento, no comenta en qué situación están las negociaciones a varias bandas.

Torre Espacio, coronada con la bandera de España.

Torre Espacio, coronada con la bandera de España.

Esos 490 millones de euros, que Pontegadea no confirma, estarían por debajo de la última transacción de uno de los cuatro rascacielos madrileños. A finales del mes de noviembre, el Grupo Villar Mir pactó vender Torre Espacio, la más septentrional de las torres, al filipino Kendrick Andrew L. Tan, dueño del grupo Emperador, el mayor fabricante de brandy del mundo.

El empresario filipino acordó un precio de venta de 558 millones de euros. Esa cifra también está muy debajo de las peticiones iniciales del grupo Villar Mir que aspiraba a lograr hasta 700 millones por su torre. Sin embargo, tuvo que vender a la baja para lograr liquidez que diese aire a su situación financiera.

La venta de la Torre Cepsa es una de las operaciones clave de un mercado inmobiliario que acaba de vivir una de las operaciones récord. El fondo estadounidense Northwood Investors ha cerrado la venta del centro comercial Diagonal Mar en Barcelona por 500 millones de euros. La venta a Alternative & Real Asset (ARA), la antigua división inmobiliaria RREEF de Deutsche Bank, le ha reportado plusvalías cercanas al 200%.