Telecomunicaciones

Telefónica estudia colocar en bolsa una parte de su filial británica O2 para reducir deuda

Deja sin fecha la salida a bolsa de Telxius, aunque confirma que analiza las condiciones de mercado para ejecutarla. Confirma que el dividendo está "cómodamente cubierto".

La deuda neta financiera de Telefónica supera los 52.000 millones de euros.

La deuda neta financiera de Telefónica supera los 52.000 millones de euros.

  1. Telefónica
  2. Telecomunicaciones
  3. Bolsa

Los inversores han recibido con preocupación el incremento de la deuda de Telefónica durante el segundo trimestre del año. A media sesión la acción caía cerca de un 6%. La compañía ha confirmado en la conferencia de presentación de resultados que estudia una desinversión minoritaria de su filial británica O2, mediante una salida a bolsa o una venta privada. El objetivo: reducir su posición financiera que ha superado la barrera de los 52.500 millones de euros a cierre de junio.

La opción principal es O2. Se la filial británica cuya venta al grupo hongkonés Hutchison por 12.500 millones de libras esterlinas fue impedida por Bruselas por una potencial reducción de la competencia. Ahora, la 'teleco' busca alternativas para reducir su endeudamiento. Han iniciado los trabajos preliminares con el fin de tener preparada una venta minoritaria, de la que su director financiero, Ángel Vilá, no ha ofrecido más detalles ni fechas.

La otra desinversión que está sobre la mesa es la referida a su filial de infraestructura. La salida a bolsa fue frenada hace semanas principalmente por el 'brexit' (el 'sí' de los británicos a la salida de Reino Unido de la UE). Sobre ella, tampoco hay una 'hoja de ruta' temporal. Vilà se ha limitado a decir que es una compañía "muy atractiva, fiable y predecible" y que están analizando las condiciones de mercado para ver cuándo dar un paso.

Más allá de estas dos operaciones, la empresa descarta, por ahora, reducir su participación en la filial alemana. Incluso, los directivos han apuntado a la posibilidad de incrementarla con la adquisición de nuevas acciones.

En bolsa, las acciones de la compañía han moderado su caída que, a media sesión, caían en torno al 6%. Esta tarde los títulos se deprecian en torno a un 4,2%.

Dividendo asegurado

Una de las razones por las que la compañía ha incrementado la deuda neta financiera es el dividendo a los accionistas, además del pago de prejubilaciones y otros factores que afectan a la valoración de los pasivos. Ese dividendo del 0,75 euros anunciado para este ejercicio está "cómodamente cubierto".

Para el presidente, José María Álvarez-Pallete, es "compatible y sostenible" mantener el dividendo y reducir al mismo tiempo el nivel de endeudamiento de la compañía. "A finales de año revisaremos, pero estas son las tendencias que vemos ahora", ha afirmado.

Por este motivo, ha confirmado que Telefónica abonará el dividendo en dos tramos, 0,35 euros el mes de noviembre a través de la fórmual de 'scrip dividend' voluntario y 0,40 euros en efectivo en el segundo trimestre de 2017.

Los resultados

Telefónica obtuvo en el primer semestre de 2016 un beneficio neto atribuible de 1.241 millones de euros, lo que supone un 42,1% menos que los 2.142 millones de euros que ganó en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos de la multinacional española en los seis primeros meses del año se situaron en los 25.235 millones de euros, lo que representa un 7,1% menos en términos reportados, pero un 1,3% más en términos orgánicos respecto al primer semestre del ejercicio anterior.

Por su parte, el beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) en los seis primeros meses del año se situó en los 7.756 millones de euros, un 6,4% menos en términos reportados, pero un 2,9% más en términos orgánicos.