Telecomunicaciones

Así es Providence, el 'megafondo' de inversión que acude en ayuda de MásMóvil

Inyectará 200 millones para la compra de Pepephone y Yoigo. Su gran operación en España fue ONO.

El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger.

El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger.

  1. Telecomunicaciones
  2. Masmóvil
  3. Telefonía
  4. Dispositivos móviles

Su nombre ha estado vinculado al de MásMóvil desde que se iniciaran los primeros movimientos de compras del último año. Es un viejo conocido del capital riesgo internacional... y también del sector de las telecomunicaciones en España. Fue uno de los que vendieron ONO a Vodafone con importantes plusvalías. Ahora, Providence Equity, con 45.000 millones de dólares en activos, sale en ayuda de MásMóvil para financiar parte de las adquisiciones de Pepephone y Yoigo.

Pondrá sobre la mesa hasta 200 millones de euros, que representará algo menos de un tercio de la cantidad total de la operación de compra para el operador liderado por Meinrad Spenger. Y lo hará con un bono convertible a ocho años a un interés del 6,35% y que puede ejecutarse pasados tres años y medio desde su emisión. En caso de hacerlo se convertiría en el mayor accionista de la operadora.

Con esos 200 millones de euros sólo cubriría un tercio de la operación. A esto hay que sumar la ampliación de capital aprobada en la junta del pasado mes de junio de 230 millones de euros. Además del crédito convertible en acciones de los minoritarios de Yoigo, hay que añadir los 300 millones de deuda financiera (100 de deuda subordinada y 200 de deuda senior, aportada por bancos).

Un ‘megafondo’ al rescate

Pero, ¿quién es Providence Equity? Es uno de los grandes fondos de inversión internacionales. Está especializado en sectores como la tecnología, los medios y las telecomunicaciones. Cuenta con 45.000 millones de dólares en activos en gestión, según reza en su propia página web. Y en los últimos años no cuenta sus operaciones fuera de las fronteras españolas, precisamente, por éxitos.

“Crecimos demasiado rápido… gestionábamos demasiado dinero”, aseguraba su fundador y CEO, Jonathan Nelson, en una entrevista en el diario estadounidense The New York Times en el pasado año. “Ese era el sello distintivo de una época, pero no hace que mi decepción sea menor con nuestros resultados”, admitía. Reconocía que había hecho demasiadas inversiones precisamente en un momento equivocado, en los años 2007 y 2008.

Según explicaba recientemente la agencia estadounidense Bloomberg, el ‘megafondo’ de inversión había perdido al menos once altos directivos entre 2012 y la mitad de 2014.

Entre su portfolio activo de inversiones se encuentra Univisión, el gigante hispanoamericano del sector de los medios de comunicación. Entre las vendidas están Hulu, el competidor de Netflix en Estados Unidos, o Warner Music Group.

ONO, su gran operación en España

En ese último grupo de compañías vendidas hay dos españolas. Una de ellas, Recoletos (Diario Marca, Expansión o Telva). En 2005, el fondo compraba, en una operación con más actores, el 25% de la empresa en una valoración de 941 millones de euros. Dos años después, el grupo italiano Rizzoli completaba la compra del grupo por 1.100 millones.

La otra de sus participadas en el pasado es la ‘cablera’ ONO. En ese mismo año 2005, el fondo participaba en la adquisición del grupo Auna por parte de la operadora española. Fue necesaria no sólo la financiación bancaria de 3.500 millones de euros, sino una ampliación de capital de 1.000 millones de euros suscrita por un grupo de fondos compuesto, entre otros, por la propia Providence. Se hicieron con un 15,2% de la empresa.

Casi una década después de esa operación, el fondo, tras una intensa negociación con Vodafone, salía de la empresa. La venta fue un muy buen negocio para la firma de inversión. Según explicaban en el diario económico Financial Times la valoración de los bancos asesores estaba entre los 6.000 y 6.500 millones. Al final fue vendida por 7.200 millones de euros. La necesidad de avanzar en una oferta convergente, ante la fuerte competencia de Movistar y su paquete ‘Fusión’, hizo el resto.

Ahora, Providence se convierte en pieza clave del futuro del que, ahora sí, será el cuarto operador de telecomunicaciones de España. MásMóvil confía una parte importante de su movimiento más decisivo al fondo. “Estamos encantados de apoyar y participar en construir una compañía con el mejor servicio al cliente del sector”, concluía Robert Sudo, el número dos de la firma estadounidense.