Cotización a la Seguridad Social

El Tribunal de Cuentas denuncia el pago de 25 millones de euros a pensionistas fallecidos

Hasta 29.321 'muertos' en el INE cobran una pensión pública en la Seguridad Social, según un informe que culpa a las 'deficiencias informáticas' de la Seguridad Social (INSS), ya denunciadas en 2009.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Agencia EFE

En pleno siglo XXI, la Administración española sigue funcionando como en el XX a efectos informáticos. Según el Tribunal de Cuentas, un total de 29.321 personas con pensión pública recibieron 25,3 millones de euros pese que aparecían como fallecidos en la base de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero estaban dados de alta en la Seguridad Social (INSS).

"Figuraban con el mismo DNI en la nómina de diciembre de 2014 y como fallecidos en la base de datos del INE", apunta en su informe, en el que señala los errores en los procedimientos de la administración para cortar estas prácticas. El organismo que fiscaliza la gestión del dinero público considera que hay "lagunas y deficiencias" en la gestión y actualización de los datos.

Entre otras cosas, el Tribunal detecta hasta 25 aplicaciones distintas para la gestión de este tipo de datos en las distintas direcciones provinciales. También culpa a los criterios establecidos por el INSS para efectuar el cruce informático, así como al funcionamiento de las aplicaciones informáticas, "que no garantizan que a partir de la información disponible se detecten y se den de baja a todos los pensionistas fallecidos".  

El Tribunal ha extraído los datos usando la llamada aplicación MIDAS (Mantenimiento Informático de las Deudas Adquiridas) del Instituto Nacional de la Seguridad Social, cuyo funcionamiento viene denunciando desde hace siete años. "No está integrada con el resto de aplicaciones y bases de datos del sistema, lo que obliga a la reincorporación de datos de deuda de forma manual, con el consiguiente incremento en los coste de tramitación y posibilidades de error (...)", según consta en otro informe del TC de enero de 2009 y comunicado al Congreso de los Diputados.

Sobre MIDAS, el Tribunal señala que "presenta deficiencias respecto a los listados que genera" y afirma que el INSS no tiene establecido un control de vivencia de los beneficiarios de una pensión "y las entidades financieras colaboradoras en el abono de las pensiones tampoco efectúan de manera sistemática dicho control".

Pero no sólo es culpa de la Administración, también de las entidades de pago de estas pensiones. establecido un control de vivencia de los beneficiarios de una pensión "y las entidades financieras colaboradoras en el abono de las pensiones tampoco efectúan de manera sistemática dicho control", señala en el nuevo informe.

.

.

Deuda prescrita

"Las lagunas en el control de fallecidos han provocado que en el periodo 2012-2014 haya prescrito el derecho a reclamar las deudas por un importe de, al menos, 10,3 millones de euros. En relación a la recuperación de la deuda por cobros indebidos de prestaciones, según los datos del inventario de deudores, a 31 de diciembre de 2014, la deuda comunicada por el INSS a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) para su gestión de cobro ascendía a 71,68 millones de euros.

Durante la fiscalización, este inventario fue remitido a la TGSS para que confirmara su información, y esta comunicó que el importa de la deuda que ella estaba gestionando ascendía a 15,3 millones de euros, correspondientes a 174.047 expedientes. El importe de las deudas por prestaciones indebidamente percibidas que figura en el inventario a 31 de diciembre de 2013 y 2014 ascendió a 329 millones de euros, un 10% menos que el año anterior, si bien la práctica totalidad las considera recuperables.