Los cálculos de Garicano

El futuro con Podemos: la mayor subida de impuestos de la historia y 26.000 millones más de deuda

Un documento interno de Ciudadanos alerta del peligro de una crisis “igual o mayor que la de 2012”.

El responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano

El responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano BARCELONA

Ciudadanos enciende la señal de alarma ante el avance de Unidos Podemos en las encuestas y su sorpasso al PSOE. Luis Garicano y el resto de la Oficina Económica de Ciudadanos ha elaborado un documento interno en el que se estudia el impacto que tendrían las propuestas económicas de la coalición liderada por Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Estos números serán habituales en los discursos de los líderes del partido y en los debates a los que acudan para alertar a los españoles del "giro comunista" que ha emprendido Podemos este año.

Para el equipo económico de Ciudadanos, Unidos Podemos llevará a España a ser como la Grecia de Syriza, “que llegó al gobierno con un programa similar al de Unidos Podemos". El resultado para ellos ha sido “un rescate de 80.000 millones y otra ronda masiva de recortes sociales en pensiones, servicios sociales, derechos laborales y sector público”. “Eso, o la salida del euro, posibilidad que Podemos e IU han apoyado, junto a Le Pen, recientemente en el Parlamento Europeo”.

40.000 millones saldrían de una subida masiva de impuestos, la mayor de la historia de España, y equivalente a duplicar todos los tipos del IVA

Garicano calcula que el aumento del gasto que propone Podemos es de unos 96.000 millones de euros a lo largo de la legislatura, esto es, un 10% del PIB. Una subida que exige “la mayor subida de impuestos de la historia de España”, 40.000 millones de euros más de ingresos tributarios, que “equivale a duplicar todos los tipos de IVA”. En realidad, la recaudación por IVA en 2015 fue algo mayor de 60.305 millones, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda.

Podemos ya ha adelantado que una parte de la subida de la recaudación vendrá de la lucha contra el fraude fiscal. España todavía tiene mucho trabajo que hacer para destapar toda la economía sumergida y Pablo Iglesias confía en recuperar así 40.000 millones de euros, como explicó el domingo en su debate con Rivera en ‘La Sexta’. El líder de Ciudadanos es más prudente y aspira a elevar en “prácticamente 20.000 millones” la recaudación. Calcular la economía sumergida es casi misión imposible, pero los cálculos realizados en España apuntan que supondría en torno a un 20% del PIB, esto es, unos 200.000 millones de euros.

El multiplicador fiscal

Esta gran subida de impuestos no sería suficiente para pagar todo el nuevo gasto público que propone Podemos, de hecho, no cubriría ni siquiera la mitad: aportaría menos de un 42% del dinero que necesita Podemos para cumplir con su programa electoral, según las estimaciones de Garicano y su equipo. ¿Cómo se pagaría el resto? Una parte se conseguiría con el llamado multiplicador fiscal, que Podemos valora en unos 30.000 millones de euros.

El efecto multiplicador que asume Podemos-IU es totalmente fantasioso, máxime en una economía tan endeudada y con un déficit exterior tan fuerte como la española

El concepto del multiplicador fiscal es sencillo de comprender: consiste en que el Estado aumenta el gasto público y esto genera un crecimiento en la economía que lleva a elevar sus ingresos. Este efecto arrastre de los 96.000 millones más de gasto público generaría 30.000 millones más de recaudación, esto es, por cada euro que sale de las arcas públicas sólo se recuperaría un 31%.

Para Ciudadanos, este multiplicador fiscal en el que confía Podemos está fuera de toda lógica económica. “Es totalmente fantasioso, máxime en una economía tan endeudada y con un déficit exterior tan fuerte como la española” explica en su documento, y que “su efecto, más moderado, sería transitorio”. Si el multiplicador fiscal fracasa, la coalición se vería obligada a elevar la recaudación con más impuestos.

26.000 millones de deuda

Los 70.000 millones de nuevos ingresos tampoco serían suficientes para cubrir los 96.000 millones más de gastos. Los 26.000 millones restantes irían a engrosar el montante de deuda pública del Estado. De hecho, los representantes de Unidos Podemos ya han mostrado su compromiso de renegociar la senda del déficit con Bruselas para hacerla más llevadera. En palabras de Pablo Iglesias: “La cuarta economía de la eurozona (España) puede explicar, junto con nuestros socios italianos y portugueses, que el ritmo de decrecimiento del déficit tiene que ser menor”.

España podría ir hacia una crisis de deuda equivalente o mayor a la de 2012, debido a la pérdida de confianza de los mercados

Estos 26.000 millones de euros suponen algo más del 2,5% del PIB, lo que dificultará enormemente la reducción del Estado. El Gobierno del PP ha dejado una deuda que supera el 100% del PIB y un agujero en sus Presupuestos de 2016 que Ciudadanos calcula en otros 10.000 millones de euros. Esto significa que la situación ya es muy delicada como para seguir elevando el pasivo. Podemos confía en reducir el montante del endeudamiento con un crecimiento mayor del PIB, lo que permitiría reducir la ratio deuda/PIB, pero desde Ciudadanos no lo ven tan claro. Aquí son cuestiones de previsiones económicas en las que sólo el tiempo dirá quién está acertado.

En cualquier caso, hay algo que ni Pablo Iglesias ni nadie puede controlar a su voluntad: la confianza de los mercados. Por este motivo, cuanto mayor sea la deuda y menor sea el ritmo de reducción del déficit, más nerviosos pueden ponerse los inversores. Ciudadanos alerta de que un aumento del endeudamiento del Estado “podría sumarse a una crisis de deuda equivalente o mayor a la de 2012, debido a la pérdida de confianza de los mercados en la capacidad de la economía española para hacer frente a los pagos”.