Cierre de minas

Luz verde de Bruselas: el Gobierno de Rajoy da una ayuda de 2.100 millones al carbón

La subvención está condicionada al cierre en 2018 de 26 minas y servirá para compensar la caída de precios e indemnizar a los trabajadores.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, autoriza las ayudas de España al carbón

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, autoriza las ayudas de España al carbón

  1. Carbón
  2. Minería
  3. Subvenciones
  4. Comisión Europea
  5. Margrethe Vestager

Las negociaciones han sido “intensas” y “largas”, según admite el propio ministerio de Industria. Pero finalmente la Comisión Europea ha dado luz verde este viernes al plan del Gobierno de Mariano Rajoy de conceder una subvención de 2.130 millones de euros para el cierre de 26 minas de carbón no competitivas de aquí a 2018.

Ni el Gobierno ni el Ejecutivo comunitario quieren concretar cuáles son las minas afectas por el cierre ni cuántos trabajadores se verán afectados. El sector del carbón en España se concentra en Asturias y Castilla y León. Eso sí, Bruselas ha dejado claro que cualquier explotación que haya recibido ayudas públicas y no esté cerrada en 2018 deberá devolverlas.

Tres son los principales objetivos de la subvención que ha autorizado el Ejecutivo comunitario. En primer lugar, facilitar el proceso de cierre, cubriendo las pérdidas de producción de las minas durante este periodo transitorio. También servirá para proporcionar apoyo a los trabajadores que pierdan su empleo, mediante la financiación de las indemnizaciones por despido y las prestaciones de la seguridad social. Finalmente, el dinero público se utilizará para pagar la seguridad y las obras de rehabilitación necesarias tras el cierre de las minas.

Compensación a las empresas mineras

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha dado su visto bueno porque considera que la ayuda “no falseará indebidamente la competencia en el mercado único”, según ha informado en un comunicado. Las minas se desmantelarán y dejarán de producir carbón en 2018 a más tardar.

El Gobierno español solicitó el permiso de Bruselas para conceder estos 2.130 millones al carbón el pasado mes de abril. Alega que en los últimos meses el precio del carbón en los mercados internacionales ha bajado, lo que ha provocado una pérdida de competitividad del carbón nacional frente al carbón importado. Ello “ha agravado la situación del sector nacional de la minería del carbón”.

Con la subvención, “las empresas mineras se verán compensadas por la caída imprevista del precio internacional”, dijo el ministerio de Industria en un comunicado. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se congratuló el mes pasado de que el acuerdo con Bruselas evita la devolución de las ayudas concedidas desde 2011 y permite duplicar las subvenciones totales previstas.

En diciembre de 2010, la UE aprobó el fin progresivo de las ayudas al carbón. La decisión se adoptó en el contexto de la política de la UE destinada a fomentar las fuentes de energía renovables, una economía sostenible y segura de baja emisión de carbono y la disminución del papel del carbón autóctono en la combinación energética global de los Estados miembros de la UE.