Empleo

Sánchez promete ventajas fiscales para las empresas que contraten a mayores de 45 años

El primer año de contrato estará bonificado al 100% y el segundo al 50%. Una parte de la medida estará financiada con Presupuestos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez Efe

Los brotes verdes de la economía sólo nacen en algunos barrios. La recuperación de la que presume el Partido Popular apenas se está sintiendo en el grupo de población de los mayores de 45 años, como muestran los datos del INE. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el 35,7% de los parados tienen más de 45 años, el peor dato de toda la serie histórica que arranca en el año 2002.

El PSOE se ha marcado como una prioridad proteger a este colectivo y, si en la pasada campaña electoral prometió recuperar el subsidio de desempleo para todos los mayores de 52 años, ahora promete un descuento en las cotizaciones para los nuevos contratos de los mayores de 45 años, según ha podido saber EL ESPAÑOL. Esta es una de las promesas estrella de los socialistas de cara a las elecciones del 26-J con la que, además, pretende pescar votos en un caladero muy numeroso y que sigue muy afectado por la crisis. “Vamos a crear una política de prestaciones públicas a empresas privadas para la contratación de trabajadores de estos colectivos vulnerables”, ha explicado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un desayuno informativo de la tribuna Fórum Europa.

Vamos a crear una política de prestaciones públicas a empresas para la contratación de trabajadores de colectivos vulnerables

Aunque el PSOE todavía no ha publicado todos los detalles de esta promesa electoral, ya se conocen sus líneas generales. La primera es que los beneficiados serán los mayores de 45 años. La segunda es que la bonificación será para los nuevos contratos que realicen las empresas. Y la tercera es que la bonificación de las cotizaciones sociales será del 100% para el primer año y del 50% para el segundo. Esto es, durante el primer año del contrato, la empresa y el trabajador no tendrían que pagar nada a la Seguridad Social y el segundo año, sólo un 50% de lo que les correspondería.

La bonificación en las contrataciones puede ser un incentivo para el empleo, pero también una fuerte carga para las pobres arcas de la Seguridad Social. El Gobierno de Mariano Rajoy ya ha sacado 47.201 millones de la hucha de las pensiones y esta propuesta del PSOE puede ser la puntilla para los 32.481 millones que todavía quedan. Además, hay que añadir la propuesta de recuperar el paro para todos los mayores de 52 años. En definitiva, menos ingresos y más gastos para la Seguridad Social. El PSOE quiere revertir este deterioro del Fondo de Reserva con un “impuesto de solidaridad” a las rentas y patrimonios más altos. De esta forma, la financiación de estos programas vendrá de los Presupuestos para no dinamitar más la situación de la Seguridad Social.

La coalición de Podemos e Izquierda Unida ya lanzó una propuesta similar de financiar una parte creciente de las pensiones con cargo a los Presupuestos. En cuanto a las cotizaciones, su propuesta es eliminar el tope máximo de cotización, lo que supondría una dura carga para las empresas que tengan contratados trabajadores con salarios altos: superiores a los 3.642 euros mensuales.

Plan para los jóvenes

El otro colectivo más perjudicado por la crisis ha sido el de los jóvenes, en especial todos aquellos que abandonaron sus estudios para incorporarse al mercado laboral cuando la burbuja inmobiliaria estaba hinchándose. El PSOE quiere lanzar un programa de formación para todos aquellos jóvenes que no tengan la ESO con el objetivo de ofrecerles una cualificación orientada a conseguir un empleo.

El último pilar de los socialistas para salir de la crisis es poner en marcha un plan de empleo público. Sin embargo, todavía no se conocen los detalles de esta propuesta que irán publicando en los próximos días. Será importante conocer qué tipo de empleo se va a crear (funcionarios o contratados y en qué modalidad de contrato), en qué sectores, si serán colaboraciones público-privadas o no y a qué segmento de la población estará destinado.