se integra en Letgo

Wallapop termina su sueño americano: la filial de Naspers se traga a su rival catalana en EEUU

Las dos tecnológicas, fundadas en Barcelona, se fusionan en una sola. Letgo, filial del gigante sudafricano Naspers, se come a Wallapop en una fusión valorada en más de 100 millones de dólares.

La africana Naspers (Letgo) absorbe a Wallapop en Estados Unidos

La africana Naspers (Letgo) absorbe a Wallapop en Estados Unidos

Tanto Letgo como Wallapop iban por separado en el mercado de los clasificados de EEUU, pero han terminado por unir sus fuerzas a sugerencia de sus inversores. Los de Wallapop, en su mayoría financieros y grupos de medios de comunicación como Atresmedia, Godó o Zeta, han cedido el testigo a uno de los gigantes de Internet más desconocidos y con mayor músculo financiero. Se trata de Naspers, una empresa sudafricana que dio uno de los mayores pelotazos tecnológicos de la historia (con un retorno del 100.000%) con su inversión en la china Tencent.

“Desde el lanzamiento el año pasado, letgo ha aprovechado claramente la enorme y creciente demanda entre los consumidores de una mejor forma de comprar y vender en sus propios vecindarios. (...) Este es el motivo por el que hemos crecido tan rápidamente -con millones de descargas e incluso más artículos catalogados para la venta", explica Alex Oxenford, consejero delegado y fundador de Letgo y OLX, dos de las principales marcas de la división de clasificados de Naspers.

Oxenford es uno de los referentes del sector a nivel internacional, al igual que el inversor Fabrice Grinda, también cofundador de OLX y actualmente miembro del consejo de administración de Wallapop. Se incorporó el pasado mes de enero. La compañía resultante operará en el mercado norteamericano bajo la marca de Letgo y recibirá 100 millones de dólares de nuevos fondos para "hacer crecer el negocio de manera agresiva". El objetivo de esta unión, de cuya negociación informó EL ESPAÑOL, es hacer causa común para conquistar el negocio de los clasificados en Estados Unidos, donde cuentan con gigantes 'tradicionales' como Ebay o Craigslist.

Hace apenas diez años, Grinda y Oxenford pusieron en marcha OLX, uno de los gigantes del clasificado ‘online’ a nivel mundial, que en 2010 vendierona Naspers, una de las referencias mundiales de inversión en tecnología y completo desconocido en España hasta que lanzaron Letgo en Barcelona, de la mano del propio Oxenford, Jordi Castello (exMundoanuncio) y Enrique Linares. En mayo de 2015, Naspers inyectó 7 millones en la 'startup' catalana y en septiembre, alcanzó el 67% del capital de la compañía, dejando el resto al equipo fundador.

Después, Letgo levantó unos 100 millones para su expansión internacional y ahora lidera la inversión en la nueva empresa. El respaldo del gigante sudafricano convirtió a la tecnológica en un rival con mayor músculo y mejor financiado: al ser más joven ha quemado menos capital que Wallapop y había replicado su modelo al detalle. La plataforma de clasificados para móvil ha vivido una profunda reconversión de su accionariado después de que dos de sus fundadores, Gerar Olivé y Miguel Vicente (ex Letbonus) vendiesen la mayor parte de sus acciones en la compañía junto a 'business angels' vinculados a Esade o los emporios mediáticos Atresmedia (La Sexta), Godó (Lavanguardia) y Zeta (Interviú). Multiplicaron su inversión después de hacer caja con la sucesiva entrada de fondos como Accel Partners o inversores vinculados a Fidelity. Bajo la dirección desde el inicio de Agustín Gómez, Wallapop 'fichó' a Fabrice Grinda tras comprar Sell IT y lo incorporó a su consejo de administración.

¿Qué es Naspers?

Desde la venta de OLX, Grinda y Oxenford han tenido buen ojo invirtiendo en proyectos de Internet por todo el mundo, tanto a título individual como ejerciendo el rol de asesores para otros fondos en empresas como, por ejemplo, Alibaba o Tango. Grinda y Oxenford siempre han gozado de buenas relaciones con los sudafricanos de Naspers, un grupo centenario (fundado en 1915) de medios de comunicación (TV, radio y periódicos), presente en 130 países, pero cuyo pasado es polémico por su vinculación al régimen del ‘apartheid’ (segregación racial) que gobernó Sudáfrica durante décadas. De hecho, a mediados de 2015, una carta firmada por periodistas del grupo pidió disculpas por el rol informativo en aquella época de los medios de Naspers, con la cabecera Die Burguer a la cabeza.

Con el tiempo, Naspers ha pasado de ser un conglomerado medios a uno de los inversores de mayor éxito en Internet, así como la mayor empresa de sudáfrica con un valor en bolsa de más de 50.000 millones de dólares. Detrás de ese tremendo tamaño se encuentra el acierto en sus inversiones. En 2001, bajo la dirección de Koos Bekker, inyectó 40 millones en la china Tencent (dueña de Wechat, Weibo...) y se hizo con algo menos de la mitad de las acciones. Aquella participación se multiplicó por más 1.000 veces (100.000%), hasta superar los 40.000 millones, catapultando para siempre la dimensión de Naspers. No fue la única de sus grandes inversiones. El grupo sudafricano, hoy controlado por el principal fondo de pensiones del Gobierno de Johannesburgo, se convirtió también en uno de los principales socios de DST Global, el gigante ruso dueño de Mail.ru e inversor de Facebook años antes de su salida a bolsa. Naspers también es uno de los inversores detrás de Flipkart, el ‘Amazon’ indio.