Desempleo

La tasa de paro sube al 21% en el primer trimestre con 64.600 ocupados menos

El paro aumentó en 11.900 personas y es el primer trimestre desde 2013 en el que sube el número de desempleados.

El inicio del año está pasando factura a la economía española, tal y como están constatando la mayor parte de indicadores que se van conociendo, según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada esta mañana por el INE. La tasa de paro aumentó en el primer trimestre hasta el 21% de forma inesperada, respecto al 20,9% con el que cerró el año 2014, lo que significa 11.900 personas más en el paro, lo que lleva al número de parados hasta los 4,791 millones. De este modo, corta una racha de tres trimestres consecutivos de caída de la tasa de desempleo. 

"La confianza [de 2014 y 2015] se ha transformado en una esperanza que se debilita por momentos, lo que resulta lógico en un periodo de inestabilidad política como estamos viviendo", apunta Sandalio Gómez, profesor del IESE y experto en relaciones laborales. El número de personas ocupadas se redujo en 64.600 personas respecto al trimestre previo, esto es, un descenso del 0,37%.

El inicio del año es siempre complicado para los datos del mercado laboral, aunque este año ha contado con un efecto positivo: la Semana Santa. Si se retira el efecto estacional, el número de parados se redujo un 0,87%. Sin embargo, en cuanto a la reducción del paro, en términos desestacionalizados, el avance se frenó en el primer trimestre del año: el número de parados se redujo un 2,74% frente al 3,47% del trimestre anterior y el 2,8% de hace un año.

No todo son noticias negativas, en tasa interanual, esto es, en comparación con el mismo trimestre del año anterior (lo que elimina el efecto de comparar trimestres con una carga estacional muy fuerte), el ritmo de creación de empleo aumentó hasta el 3,29%, el ritmo más alto desde septiembre de 2007, hace casi nueve años.

El número de trabajadores asalariados con contrato indefinido aumentó en el primer trimestre en 52.400 personas, sin embargo, se redujo con fuerza el número de trabajadores temporales, un efecto que se repite habitualmente en el inicio del año. El número de empleados temporales se redujo en 106.000 personas.

Por su parte, también en tasa interanual, el número de parados se redujo un 12% hasta marzo, con lo que suma ya diez trimestres consecutivos de caída del paro en tasa interanual, esto es, lleva cayendo de forma ininterrumpida desde el final de 2013.

La tasa de actividad sigue siendo una lacra para el mercado laboral español y en general, de la mayor parte de países desarrollados. Esto es, el número de personas que están trabajando o buscando empleo está en su nivel más bajo desde mediados de 2007, hace nueve años. En concreto, la tasa de población activa cayó hasta el 59,29%, 14 centésimas menos que en el trimestre anterior. La cifra es más preocupante entre las mujeres, donde apenas un 53,64% están activas; en los hombres, este dato alcanza el 65,25%.

Los hogares con todos sus miembros en paro subieron en el primer trimestre del año en 54.300, lo que supone casi un 3,5% más que en el trimestre anterior, hasta situarse en 1.610.900, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, en el último año los hogares con todos sus miembros en paro se han reducido en 182.700, un 10,2% menos.

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha indicado que el Gobierno incluirá en el programa de estabilidad que aprueba mañana la creación de 470.000 empleos anuales en los próximos cuatro años y un crecimiento medio del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,5% en 2018 y 2019.