tribunales

Cláusulas suelo, nulas: la Justicia obliga a devolver más de 1.000 millones

Un juzgado da la razón a 15.000 asociados de Adicae y marca el camino para una ola de reclamaciones.

Manuel Pardos, presidente de Adicae.

Manuel Pardos, presidente de Adicae.

Emocionado y entre lágrimas, el presidente de la asociación de usuarios de banca Adicae, Manuel Pardos, mostró orgulloso la sentencia de 90 páginas con la que el juzgado número 11 de Madrid prácticamente entierra el uso de las cláusulas suelo de las hipotecas en España por considerarlas, en su mayoría, poco claras. “La falta de transparencia de las cláusulas de fijación de los precios y, en concreto, de las cláusulas de limitación a la variabilidad de los tipo de interés, ocasiona un desequilibrio sustancial en perjuicio del consumidor”, señala la sentencia, que considera las considera lícitas, pero en la mayoría de los casos confusas.

La jueza Carmen González Suárez, siguiendo la doctrina del Tribunal Supremo, ha optado por declarar nula la letra pequeña de 9.000 contratos hipotecarios y obliga a 43 entidades financieras a devolver lo cobrado indebidamente. A la macrodemanda resuelta en favor de Adicae puede adherirse ahora cualquier hipotecado. “Sólo le cobraremos la cuota de socio, nada más”, dijo Pardos ante los periodistas, flanqueado por los letrados de Adicae, Fernando Herrero y Andrés Rebollo. 

Más de 1.000 millones de impacto bancario

Más de dos millones de hipotecas han tenido alguna restricción a la rebaja de tipos de interés, según estimaciones de Adicae, impulsora de esta macrodemanda. Sería el equivalente a la mitad de las hipotecas españolas, cuyos saldo vivo asciende a más de 560.000 millones de euros. El impacto sobre el sector financiero español oscilará entre los 1.000 y 1.400 millones de euros, según estimaciones del sector, aunque la mayoría ya está provisionado (aparcado) en las cuentas de resultados.

No obstante, los cálculos son difíciles de realizar debido a la personalización de las condiciones en cada caso, así como de la vida restante del préstamo y el periodo temporal del que se pueda beneficiar por la sentencia. “Pueden ser miles de millones, pero no lo sabemos. Siendo muy teórico, a un usuario medio le han podido cobrar 2.000 euros de más al año, pero varían mucho los créditos entre sí. Teniendo en cuenta el enorme número de hipotecas afectadas, la horquilla es amplia”, explicó Herrero ante las preguntas de los periodistas.

La mayoría de las entidades ya han provisionado diversas cantidades para hacer frente a la devolución. Caixabank está a la cabeza, pues en septiembre de 2013 eliminó las cláusulas suelo existentes en algunas de las cajas que fue adquiriendo, como las procedentes de Caja Canarias o Cajasol.

Tras la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013, BBVA, y otras entidades suprimieron sus cláusulas suelo. Caixabank y Bankia eliminaron esta condición para 230.000 hipotecas, de las que 200.000 corresponden a la entidad catalana y 30.000 al banco madrileño. Banco Popular las ha mantenido. Sólo entre Caixabank, BBVA, Bankia y Popular han provisionado más de 1.000 millones de euros para hacer frente a una situación como la que se acaba de producir.

Cotización del euríbor a doce meses.

Cotización del euríbor a doce meses.

¿Qué es y cómo reclamar la cláusula suelo?

Según Adicae, los contratos hipotecarios en España han sido modificados “de manera universal” por esta sentencia y el consumidor puede modificar su préstamo hipotecario por tres vías: “una, adherirse a nuestra demanda; dos, comunicando por escrito al servicio de defensa del cliente y, en tercer lugar, aplicando al Banco de España. Si te pasan un recibo con ese extra se puede reclamar y no hay que tener miedo a una causa de desahucio”, dijo el abogado de la asociación, Adrián Rebollo.

¿Qué es realmente esta fatídica cláusula? Se trata de una restricción incluida en las condiciones generales de este tipo de préstamos que impedía que los intereses de una hipoteca a tipo variable (al Euríbor están referenciadas más del 80% de los créditos en España) no bajasen por debajo de un determinado nivel a pesar de que el índice sí lo hiciese. De hecho, ahora mismo se encuentra en terreno negativo por primera vez en su historia, es decir, que los clientes sólo pagan el diferencial que aplican los bancos a las hipotecas. Desde marzo de 2009, el Euríbor se ha desplomado, pasando de cotizar por encima del 5% a la zona del 0% actual. Sin embargo, las discretas cláusulas suelo comenzaron a activarse e impidieron que millones de hipotecados abaratasen sus deudas sobre vivienda con la banca.

“La gente se rinde y no debe hacerlo. Hoy venido aquí a darles moral y las gracias. ¡Qué no se rinda!”, añadió.

¿Y los desahuciados?

“Muchas gracias por las 20.000 familias que durante cinco años han estado con nosotros. Hay que decirle a los hipotecados que no tienen que pagar ni un euro más de la cláusula suelo a las entidades financieras, ni un euro más a los abogados piraña que les han engañado. La lucha continúa porque no se ha podido obtener el resarcimiento completo, sólo desde el 9 de mayo de 2013”, dijo Pardos, que también ha tenido un especial y emotivo recuerdo para aquellos que han sido desahuciados. "Cientos de miles se han quedado por el camino en estos años", lamentó. En este sentido, los responsables de Adicae señalan que en aplicación de la sentencia muchos desahuciados podrán reclamar al banco más dinero que la deuda por la que perdieron su vivienda, local o terreno.

Pardos quiso romper una lanza contra las prácticas bancarias, pasadas y presentes. “Siguen engañando. ¿Cómo ofrecen tipos fijos con el Euríbor al 0%? No queremos una banca que se basa en el fraude de los consumidores. La banca llorara y hará demagogia. Veremos qué dice Linde [Banco de España]. Seguro que habrá bancos quequebraran, pero no por esto (...) Las cláusulas suelo son nulas, aunque recurran, porque el Supremo así lo ha dicho. Estamos a punto de que Europa se pronuncie y lo vamos a ver. Es el principio del fin [para las cláusulas suelo]. Espero que sea el fin”, añadió Pardos, eufórico tras la victoria judicial en favor de sus asociados. “La gente se rinde y no debe hacerlo. Hoy venido aquí a darles moral y las gracias. ¡Qué no se rindan!”, añadió.