Restauración

¿Pueden los 'Montaditos' conquistar Italia?

Restalia prevé alcanzar este año los 50 locales en el mercado italiano, su gran apuesta internacional tras el traspiés en Estados Unidos.

Interior de un establecimiento de 100 Montaditos, del grupo Restalia.

Interior de un establecimiento de 100 Montaditos, del grupo Restalia.

  1. Restalia
  2. Empresas
  3. Restaurantes
  4. Franquicias
  5. Italia
  6. Estados Unidos
  7. Consumo
  8. 100 Montaditos

¿Tiene sentido lanzarse a conquistar el país de la pizza con montaditos? Restalia cree que sí. El grupo de restauración andaluz, matriz de cadenas como La Sureña y The Good Burger (TGB), va a pisar este año el acelerador para llegar a medio centenar de locales en territorio transalpino con su principal enseña, 100 Montaditos.

Esta vez, el grupo ha decidido ir despacio. No quiere repetir el traspiés que dio en Estados Unidos, donde tuvo que reinventar el negocio después de acogerse al Capítulo 11 de la legislación de quiebras estadounidense, el equivalente a la suspensión de pagos en España.

Bajo supervisión judicial tuvo que replantearse todo su modelo norteamericano, en la que era, además, su primera gran aventura internacional. Tuvo que cerrar nueve locales y quedarse en siete, centrando el tiro en tres zonas: Miami, Washington DC y el área metropolitana de Nueva York.

En Italia, afirma, es diferente. El grupo llegó allí en 2013. “Hemos ido poco a poco. Abrimos primero en Roma, no en una zona turística, sino en la zona de Ponte Milvio. Luego estuvimos un año sin abrir nada, viendo cómo funcionaba. Después llegaron Milán, Nápoles, Florencia”, enumera Sara Vega, portavoz de la compañía. “Hay tres ‘Italias’ diferentes y hemos preferido ir despacio”, asegura. “Este año vamos a pasar de las casi 30 tiendas actuales a cerca de 50”.

Beben menos, comen más

El negocio en Italia, explica Vega, se parece al de España en horarios y preferencias, pero el consumo es distinto. El gasto medio por cliente es menor en bebida y mayor en comida, pese a que el público objetivo es el mismo. Y el modelo de franquicia también es similar. Allí, como en España, Restalia abre un local con cada franquiciado. Sin embargo, al otro lado del Atlántico, sí que ha ido a por las llamadas 'masterfranquicias', donde una compañía asociada gestiona varios locales.

Imagen de la cadena 100 Montaditos de Restalia.

Imagen de la cadena 100 Montaditos de Restalia.

Aunque el grupo viaja a todos los países con su concepto de tapeo ‘low cost’, después de lo sucedido en Estados Unidos, asume que tiene que adaptar una parte de la oferta para ajustarla a los gustos locales. En Italia, por ejemplo, el 20% de la propuesta comercial es con productos de la gastronomía local. Ese ha sido, precisamente, uno de los replanteamientos que ha tenido que realizar para superar la bancarrota en el mercado norteamericano: plantear productos específicos para cada país.

Salir de la bancarrota en EEUU

De hecho, lo ocurrido en su primera gran apuesta fuera de España supuso un severo lastre para las cuentas del grupo. Tuvo que realizar, como contó EL ESPAÑOL, una operación acordeón con el capital de la empresa con la que pilota la actividad internacional de 100 Montaditos (Restalia Grupo de Eurorestauración). Restalia está integrada por varias empresas, en función de cada una de las cadenas. Se vio obligada a hacerlo para reestablecer el equilibrio financiero en esa sociedad, tras los números rojos de ejercicios anteriores, y evitar así que la compañía pudiera caer en causa de disolución.

Esta operación acordeón conllevó dos reducciones de capital sucesivas en Restalia Grupo de Eurorestauración, cada una por valor de 9,2 millones de euros. Rebajó así su capital social desde los 23,1 hasta los 4,62 millones de euros. Después, se realizó una ampliación de capital, a cargo de sus accionistas. El grupo está controlado por su presidente y fundador, José María Fernández Capitán.

Restalia aún no ha hecho públicos sus resultados del pasado año. No figuran en el Registro Mercantil. La compañía indica que cerró el ejercicio 2015 con una facturación de 240 millones de euros, tras crecer un 12% respecto al año anterior, y abrió 140 locales. No indica si cerró el año con beneficio positivo.

Más allá de Italia y Estados Unidos, el grupo tiene como objetivo dar sus primeros pasos en otros países europeos. Ya está en Portugal y en Bélgica, pero le gustaría llegar a Francia e Inglaterra. También quiere dar los primeros pasos internacionales de la cadena de hamburgueserías TGB que, asegura, podrían ser este año. En América, junto a Estados Unidos, el objetivo es México, Colombia y Chile. En los tres países bajo ese concepto de 'masterfranquicia' porque, entiende, son países más complejos a la hora de negociar con proveedores o ajustarse a lo que requiere la demanda.