yieldco

Los bonistas ejecutan su entrada en la filial de Abengoa en EEUU

Los tenedores de bonos convertibles emitidos el pasado febrero entran en el capital de la filial estadounidense de Abengoa.

Planta solar de Abengoa en Sevilla

Planta solar de Abengoa en Sevilla Reuters

Es el primer movimiento de calado sobre los activos de la compañía de energías renovables sevillana. Los inversores que tenía deuda convertible en acciones de Abengoa Yield, la filial estadounidense del grupo, han procedido a ejecutar sus bonos, según un comunicado al supervisor estadounidense SEC.

Se trata de un paquete equivalente al 4% del capital que vale en bolsa unos 75 millones de dólares, menos de la mitad de lo que valía en febrero, cuando se emitieron los bonos. Tras la operación, Abengoa ostenta el 43% de las acciones de YieldCo frente al 47% que tenía la semana pasada y el 49% que declaró este mismo verano.

Ese paquete accionarial está valorado en unos 750 millones de dólares (680 millones de euros), una cifra que más que duplica el valor en bolsa de todo el Grupo Abengoa. El 26 de febrero de 2015, Abengoa Yield vendió bonos convertibles por valor de 279 millones de dólares, equivalentes a un 5% de la empresa.

El pasado 22 de octubre, Abengoa firmó un contrato de pignoración sobre 14 millones de acciones de Abengoa Yield con Talos Capital, que forma parte del fondo británico The Children Investment Fund. Con esta operación, la compañía obtuvo un préstamo 120 millones de dólares con vencimiento en 24 meses. La deuda bruta de la empresa ronda los 9.000 millones de euros y afronta vencimientos por 3.500 millones hasta 2021.

Preconcurso de los Benjumea

Abengoa ha comunicado este martes a la CNMV que su preconcurso, presentado el pasado 25 de noviembre, está en curso en un juzgado de Sevilla. Hoy se ha conocido la lista de 31 filiales españolas en esa situación, entre las que se encuentran Palmas Altas (su central) o Bionergía, entre otras  conforme al artículo 5bis de la Ley Concursal, que le protege de potenciales ejecuciones de activos y de peticiones de reembolsos de algunas de sus emisiones de bonos. No ocurre así con los convertibles, que han podido ser transformados en acciones y, por tanto, en liquidez.

La compañía mantiene hoy reuniones con los sindicatos para proceder a informarles de los planes de reducción de empleo que tiene en marcha en distintas partes del mundo. Abengoa, que no se pronuncia oficialmente sobre esta situación, preve cerrar algunas de sus filiales y recortar parte de su plantilla de 25.000 trabajadores, 7.000 de ellos en España y unos 4.000 en Sevilla, donde tiene su sede central.

También ha entrado en preconcurso para protegerse de sus acreedores Inversión Corporativa IC, según informaAndalucíainformación. sociedad de cartera a través de la cual canalizaban su control en la empresa las familias Benjumea y Abaurre, herederas de los fundadores de la empresa. La situación de sus finanzas es más que delicada debido a la caída de Abengoa y han pasado de pasearse por las listas de las mayores fortunas españolas a estar al borde de la ruina por el endeudamiento asociado a su mayor inversión.