ANIVERSARIO DE BODA

Campanario y Jesulín celebran sus 14 años de casados

La pareja ha pasado por altibajos que han tenido relevancia pública en estos años, pero actualmente gozan de una gran estabilidad familiar.

María José Campanario y Jesulín se casaron en el 2002.

María José Campanario y Jesulín se casaron en el 2002.

  1. Jesulín de Ubrique
  2. María José Campanario Torres
  3. Bodas
  4. Matrimonio

Cuando el diestro conoció a una jovencísima María José Campanario (37) ya supo que sería la mujer de su vida. Ese día, en un restaurante cerca del campo, Jesulín (42) invitó a su ya esposa y a sus amigas a tomar café, pero se fijó especialmente en ella y le dijo "recuerda bien esta cara porque no se te va olvidar". Toda una declaración de intenciones que perdura hasta el día de hoy que cumplen 14 años de casados.

La pareja en portada el día de su boda.

La pareja en portada el día de su boda.

La historia de su primer encuentro fue contada por el mismísimo protagonista el pasado año en una entrevista en televisión. Pero el rumor que circulaba entre los profesionales de los medios era bien distinto. Según se comentaba, María José deslumbró al maestro cuando entró a la habitación del hospital en el que estaba siendo atendido tras un accidente de tráfico y a pesar de las atractivas compañeras que le acompañaban, Campanario supo sobresalir entre el resto y llevarse el corazón del famoso paciente.

Fuera como fuese ambos coinciden en que su amor fue "un flechazo total" y la realidad es que el 27 de julio del 2002 la pareja contrajo matrimonio en Sevilla y desde entonces su historia de amor no ha tenido fin. No negamos que haya estado plagada de crisis e invasión de terceros que han interrumpido el feliz cuento que auguraban los jóvenes novios el día de su enlace; pero a pesar de las idas y venidas, hoy su relación se mantiene más sólida que nunca.

Jesulín y María José en la Feria de Abril de 2009 junto a sus hijos.

Jesulín y María José en la Feria de Abril de 2009 junto a sus hijos.

Gran parte de culpa de su felicidad la tienen sus dos hijos, Julia y Jesús Alejandro. La mayor nació el mismo año de su boda y el segundo vino 5 años después, con el que se aseguraron tener la parejita. El torero por su parte, ya era padre antes de conocer a Campanario, pues tenía una hija en común con su ex Belén Esteban (42), Andrea Janeiro, que en un año cumplirá la mayoría de edad.

La boda al detalle

Tras poco más de un año de noviazgo, el diestro se adentró en su mayor faena: la de pedir matrimonio a su chica. Lo hizo al modo tradicional y regalándole un anillo con diez diamantes engarzados. La celebración se planeó con pocos meses de antelación y siguió la estela clásica de la pedida. El festejo tuvo lugar en la Hacienda Benazuza, un establecimiento que tiene siglos de historia y que actualmente es un lujoso local que también posee una capilla. El baile y las anécdotas más divertidas del enlace sucedieron en la carpa instalada en la parte de la hacienda.

Hotel El Bulli - Hacienda Benazuza. El lugar escogido para la celebración de la boda.

Hotel El Bulli - Hacienda Benazuza. El lugar escogido para la celebración de la boda.

La novia vistió para el gran día un sencillo traje en color marfil. El material combinaba seda natural y encaje y las mangas terminaban a medio brazo. El diseño del vestido lo firmaba José María Ardón, que tuvo trabajo de última hora quince días antes de la boda porque la novia había bajado varias tallas. Para el clásico lema "algo nuevo, algo prestado y algo azul", María José escogió unas agujas muy especiales para sostener el velo que heredó de su madre. También llevó la medalla de la Reina de los Ángeles, patrona del pueblo de su padre; y una pulsera que le cedió su tía. Su estilo acababa con un peinado recogido en un moño y el ramo de flores blancas que matizaban a la perfección el color del vestido.

No faltaron amigos y caras conocidas en la boda del torero y la enfermera. Desde la lista de invitados hasta la misma cocina, los nombres famosos estaban a la orden del día. Fue el prestigioso chef Ferrán Adriá (54) el encargado de agasajar a los asistentes con su menú gastronómico.Entre los afortunados que degustaron los platos del catalán estuvieron el también maestro Francisco Rivera (42) o dos grandes amigos de Jesulín como son los motociclistas Álex Crivillé (46) y Sete Gibernau (43).

El escándalo de la urbanización 'postureo'

La casa de portada que mostraron hace años Jesulín y María José ha quedado en un sueño roto. La lujosa vivienda que abarcaba más de 2000 metros cuadrados, tres plantas y todas las prestaciones posibles que cualquier hotel de 5 estrellas desearía, forma parte de la villa urbanística cuya promotora entró en concurso de acreedores.

Jesulín y Campanario se mostraban orgullosos de la compra del adosado gaditano.

Jesulín y Campanario se mostraban orgullosos de la compra del adosado gaditano.

El proyecto de ensueño que prometía ser la envidia y el ejemplo para muchas ciudades del mundo ha quedado en saco roto tras que solo se construyeran 120 de los 400 adosados inicialmente pensados. Además, solo se vendieron 100, entre ellas la de los Janeiro que se han visto envueltos en un asunto urbanístico cuando su única intención era buscar un hogar seguro para crear una familia.

Ahora la inmobiliaria Altamira se va a hacer cargo de las 20 villas que no consiguió colocar la promotora pero aún no se sabe su destino. Los ideadores de la ruinosa urbanización asumen una deuda de casi un millón de euros por los gastos de comunidad y demás servicios que produjo en el proyecto gaditano.

La 'doctora' Campanario

El pasado 1 de julio se celebraba en Barcelona un curso en el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña. A esta reunión asistió María José como médico odontóloga que es. Pero una vez más la polémica acompañó a la mujer del diestro hasta la ciudad condal. Los asistentes al curso se quejaron del trato preferencial a Campanario, que se le asignó un asiento entre el Presidente del COEC y el doctor Fernando Autrán, un profesional muy reconocido en el panorama nacional.

Foto de la orla de la graduación de María José como odontóloga.

Foto de la orla de la graduación de María José como odontóloga.

María José achacó su situación de privilegio al hecho de sus dolencias de espalda y la hernia de la que fue operada. Y afirmó no entender las críticas de los allí presentes tanto en lo referente a su asiento como a los comentarios negativos sobre su postura al dejarse fotografiar con todo aquel que se lo pidiera. Campanario defendió que haga lo que haga estará en el punto de mira y siempre será visto negativamente. "Si no me hago fotos soy una engreída y estúpida; y si me las hago, me creo mejor que el ponente" decía la esposa de Jesulín tras conocer las quejas de los invitados.

Y es que le pese a quien le pese, como ella dijo, es titulada en medicina odontóloga y así lo hace saber tanto a los periodistas como a los que la critican en su estatus de personaje de la prensa rosa. María José consiguió graduarse el pasado año en la Universidad CESPU de Oporto, tras ser expulsada de la Europea de Madrid por estar implicada en la "Operación Karlos" junto a su madre y tras la fallida entrada en la Universidad de Cataluña.