RODAJE EN EXTREMADURA

Revolución en Cáceres: los actores de 'Juego de Tronos' toman la ciudad

País Vasco, Sevilla y ahora Cáceres han sido invadidas por el equipo de rodaje de la famosa serie. Dos de sus actores pasean, compran e incluso acuden al dentista como un ciudadano más.

Los actores de Juego de Tronos ya están en la ciudad extremeña.

Los actores de Juego de Tronos ya están en la ciudad extremeña.

  1. Juego de Tronos
  2. Actores
  3. Cáceres (Ciudad)
  4. Televisión

El estadio del Sevilla FC copó titulares internacionales cuando los actores de la famosa serie Juego de Tronos se enfundaron los colores del club para apoyar al equipo desde el palco de honor. No solo se dejaron ver por el Sánchez Pizjuán, muchos de los hosteleros de la capital hispalense tuvieron la oportunidad de tratarlos de cerca y darles a degustar las típicas tapas mediterráneas. Sin embargo, esta semana los actores dejaron la ciudad andaluza y volaron a Cáceres para seguir rodando en la nueva localización.

Los extremeños conviven ya junto algunos de los intérpretes de la serie, como Jerome Flynn (53 años) que da vida a Bronn y fue el primero en llegar al lugar, y James Faulkner (68), cuyo personaje es Samwell Tarly. El segundo aterrizaba este martes con una molestia en las muelas a la que quiso poner solución en una clínica dental cacereña. El actor colgaba una foto en Twitter con el equipo de médicos que le atendió y entre ellas se encuentra Ana, una de las auxiliares con las que ha hablado EL ESPAÑOL. "Se hizo muchas fotos con nosotros y era muy amable. Le gustaba hacer muchas bromas", explica la mujer que trató a Faulkner. También ha contado a este medio que el actor intentó explicarse en español pero en la mayoría de ocasiones empleaba el inglés para comunicarse, aunque sabía saludar y decir varias palabras sueltas en nuestro idioma.

Vicente es otro de los tenderos que ha podido charlar y conocer más de cerca al veterano actor de Juego de Tronos. Faulkner acudía al establecimiento para comprar unas botas de montar a caballo. Siendo una serie donde todos los personajes poseen dotes de jinete, su negocio tiene la mejor de las oportunidades para triunfar estos días ya que se trata de una tienda especializada en artículos de equitación y la más céntrica de la ciudad, "todas las tardes me llegan ocho o diez personas del rodaje para adquirir lo que necesitan". El dueño del local coincide con la dentista en que el actor "era muy agradable", y además apunta que "se le veía buena persona". Fue el propio intérprete el que pidió la instantánea en ambos locales y pudieron hablar con él sobre qué le estaba pareciendo la ciudad, "le encantó la gastronomía de aquí y su gente", explica Vicente. 

También se dejó fotografiar el actor Jerome Flynn. El intérprete acudió a un restaurante vegetariano esta misma semana y no dudó en posar junto al hostelero del sitio. El encargado ha contado a este medio que Flynn "es un vegetariano concienciado o incluso vegano" y que pidió "una hamburguesa de lentejas y una ensalada". El actor iba acompañado del equipo de rodaje de la segunda entrega de Romeo y Julieta, que son unos habituales en el establecimiento, "son un grupo muy majo, no son los típicos quisquillosos que te cambian lo que hay en la carta o piden ingredientes especiales". Jerome agradeció la hospitalidad del sitio en el idioma patrio, "en español hablaba lo básico: hola, adiós, gracias y por favor" y también quiso mostrar su grado de satisfacción a la hora de pagar,  "nos dio una buena propina, los americanos dejan sustanciosas propinas nada comparables a las de los españoles", explica el dueño del restaurante.

Flynn posa junto al dueño del restaurante vegetariano.

Flynn posa junto al dueño del restaurante vegetariano.

Antes de acudir al local vegetariano, el domingo día 6 de noviembre Flynn se dejó ver almorzando en una de las terrazas de la Plaza Mayor. Debido a los principios que sigue en su alimentación, se privó de los platos estrella de la tierra como son el cordero o el cerdo y su derivado más exquisito, el jamón. Quien sí aprovecha la estancia en Extremadura para degustar sus manjares, es Faulkner, que frecuenta el casco histórico en busca de buenos lugares donde darse un homenaje gastronómico. También puede hacerlo en su propio hotel, ya que en la mayoría de los alojamientos que el equipo de rodaje ha reservado - más de 500 plazas en siete hoteles diferentes - se ha procurado tener en sus desayunos y demás servicios de comidas productos de la tierra para que los americanos los puedan probar.

Jerome Flynn en una terraza de la Plaza Mayor de Cáceres.

Jerome Flynn en una terraza de la Plaza Mayor de Cáceres.

Cáceres se ha revolucionado con el despliegue del equipo de Juego de tronos. "Los actores no se esconden: van a comprar, van al gimnasio, pasean por la calle...no tienen problema", cuenta a este medio el hostelero. Y es que los extremeños intentan llevar con normalidad la llegada de los afamados actores a su comarca, pero una vez se les pregunta por ellos no pueden evitar hablar con detalle de cómo han alterado la ciudad. Además, los cacereños se sienten halagados cuando uno de los protagonistas de la serie sube una foto con ellos como tanto ha hecho el actor James Faulkner. 

Juego de Tronos, el mejor embajador del turismo español

La estancia del grupo de rodaje en Extremadura contrasta con lo ocurrido en sus grabaciones en el País Vasco. Las playas de Vizcaya y Guipúzcoa también sirvieron de escenario para la séptima temporada de la serie, pero al contrario que en Cáceres, los actores no se dejaron ver por la calles y el rodaje en la costa cantábrica fue "el secreto mejor guardado" durante toda la grabación. La dificultad de ver a los protagonistas ni siquiera desde lejos, indignó a los seguidores vascos que únicamente pudieron conocer quiénes se encontraban en su ciudad por unas imágenes que se filtraron a la prensa en la que aparecían los actores Peter Dinklage (47) y Liam Cunningham (55).

La gestión de la presencia de Juego de Tronos en el norte creó muchos puestos de trabajo, pero el revuelo formado fue más negativo que positivo en cuanto a la posición de los fans de la serie. Sin embargo, la apertura del set de rodaje en Cáceres ha favorecido al crecimiento del empleo, pero además ha contribuido a alzar el turismo debido al impulso que le han dado a la ciudad los propios actores en sus redes sociales. Ya ocurrió en Sevilla con la anécdota en el Sánchez Pizjuán y ahora la foto más buscada es la de los protagonistas degustando una pata de jamón ibérico extremeño.