PREMIOS TELEVISIVOS

Escotazos, faldas abiertas, brillos y transparencias en la alfombra roja de los Emmy

Los galardones más prestigiosos de la televisión americana mostraron las mejores galas de las actrices, que optaron por unos looks de noche muy sexys.

  1. Premios Emmy
  2. Vestidos
  3. Photocall

La 68º edición de los premios más destacados de la pequeña pantalla han dejado una clara ganadora. La serie Juego de tronos ha logrado doce galardones, que la convierten en el producto televisivo más reconocido en la historia de los Emmy.

La noche estuvo llena de reivindicaciones por la tolerancia a la diversidad racial y sexual, y el pensamiento de que desde las creaciones pensadas para la televisión se debe impulsar el respeto hacia las minorías y la 'normalización' de los distintos colectivos que conforman actualmente la sociedad. Y precisamente ese aspecto quedó reflejado en la vestimenta de las actrices, que todas lucían bellas y espectaculares, con curvas o con menos curvas pero llenas de luz en su día. Parte de esa 'luz', venía dado por el brillo de sus trajes. Las incrustaciones de cristales, lentejuelas o joyas en los vestidos consiguieron deslumbrar los falshes de los fotógrafos y si no lo consiguieron los brillantes, lo harían los vertiginosos escotes de las féminas.

La forma en V fue la abertura preferida por las actrices para insinuar la parte de su pecho. La galardona actriz Sarah Paulson (41 años) lo lució en un tono verde botella muy favorecedor completado con toques en oro y plata. La rubísima Kristen Dunst (34) se decantó por una pieza entera en negro que contrastaba con su piel de porcelana, firmado por Givenchy y que dirigía la mirada a su acentuado escote.

Claire Danes (37) se propuso brillar aún más que la propia estatuilla. Con un vestido totalmente dorado, cual burbuja Freixenet en el anuncio de Navidad, hizo su aparición en la alfombra roja. El traje iba a juego con el tono de su melena y la peculiaridad del atuendo residía en que la parte central del pecho terminaba en una especie de collar anudado al cuello.

Claire Danes entera de dorado.

Claire Danes entera de dorado.

El brilli-brilli continuó con la actriz Shiri Appleby (37). El azul intenso de su vestido era el protagonista de su estilismo, ya que apenas lució accesorios complementarios salvo unos pendientes que dejaba a la vista gracias a que peinó su melena hacia atrás. El eje central del traje era el pronunciado escote en V. También el de Kristen Bell (36) tenía esta característica, además de voluminosa falda, estampado floral y lazada en la cintura. Fue de las pocas que no apostó por el brillo en su vestido, pero el atuendo le daba mucha presencia sobre el escenario de la gala de los Emmy. 

Kristen Bell en el escenario de los premios Emmy.

Kristen Bell en el escenario de los premios Emmy.

Sofía Vergara (44) y Niecy Nash (46) al poseer más curvas y mayor talla de pecho optaron por vestidos más tapados en la zona superior, pero igual de deslumbrantes y sexys que el resto de sus compañeras. Ambas se decidieron por colores nude o rosa palo, para hacer destacar su piel y escotes corazón muy favorecedores. 

Sofía Vergara llegando a los premios.

Sofía Vergara llegando a los premios.

Niecy lanzando un beso.

Niecy lanzando un beso.

Pero hubo quien no sabía si decantarse por escotazo o por abertura en la falda y se puso las dos. Ellas fueron Charissa Thompson (34), Emily Robinson (17) y Jessie Graff (32), la primera en negro, la segunda en blanco y la tercera en rojo. El escote en palabra de honor de Charissa formaba parte de un corpiño en efecto cuero que marcaba su cintura y una falda con una infinita raja que dejaba asomar su pierna. Emily y Jessie escogieron escotes acentuados y vestidos con caídas fluidas que permitieron sacar sus largas piernas por entre las telas. 

Charissa de negro en el photocall.

Charissa de negro en el photocall.

Jessie improvisa un baile.

Jessie improvisa un baile.

Una vez más, la alfombra roja nos ha dejado fuertes candidatas al galardón a la más sexy de la televisión. Pero por encima de todo venció la profesión y el grito a favor de la belleza en todas sus formas y colores.