El comité de medicamentos humanos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha autorizado una nueva planta de producción de vacunas contra la Covid-19 de Moderna. La fábrica, operada por la compañía Recipharm y situada en Monts (Francia), puede entrar en funcionamiento "de manera inmediata". 

Noticias relacionadas

La puesta en marcha de esta nueva planta se suma a otras dos. El pasado 4 de junio, este comité dio luz verde a dos fábricas más situadas en Estados Unidos, según ha especificado la agencia reguladora en un comunicado.

Con estas tres nuevas plantas, la EMA espera que la producción de vacunas aumente entre uno y dos millones de viales adicionales cada mes. Unas dosis que tendrán como destino el mercado de la Unión Europea, por lo que el suministro de antígenos se incrementerá para los países miembros.

En una entrevista concedida a Invertia, Dan Staner, vicepresidente de Moderna y responsable de la compañía para Europa, Oriente Medio y África, adelantó que la farmacéutica estaba trabajando para entregar millones de vacunas adicionales en verano.

El contrato firmado entre Moderna y la Comisión Europea prevé la entrega de 310 millones de dosis en 2021. Sin embargo, Staner explicó que están trabajando "en poder entregar en julio, agosto y septiembre algunos millones de dosis adicionales para ayudar a los países europeos en sus campañas de vacunación".

Precisamente su alianza con Recipharm, además de Rovi y Lonza, es uno de los pilares clave a la hora de incrementar la producción de vacunas. "La columna vertebral de nuestra estrategia de producción está en Rovi, Lonza y Recipharm", indicó el directivo de Moderna en la entrevista.