Hace dos años, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó el Plan para el abordaje de las terapias avanzadas en la sanidad pública. Un plan que llegaba unos meses después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) autorizase la comercialización de los dos primeros medicamentos CART para el tratamiento de la leucemia linfoblástica y el linfoma B difuso.

Noticias relacionadas

En España, fue en marzo de 2019 cuando se trató al primer paciente con una de estas terapias avanzadas. Desde entonces, 182 pacientes se han beneficiado de estos medicamentos, tal y como ha detallado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la inauguración de una jornada que aborda los dos primeros años del plan de abordaje.

María Dolores Fraga, subdirectora general de Farmacia, ha detallado que desde el pasado 8 de marzo de 2019, se han realizado 386 solicitudes para la administración de alguna de las terapias CART aprobadas. “La valoración fue favorable en el 87% de los casos”, ha señalado.

Cataluña ha sido la comunidad autónoma que más solicitudes ha registrado, seguido por Andalucía y Madrid, todas ellas regiones que cuentan con centros designados para la administración de estas terapias avanzadas. Por detrás, Galicia y Castilla-La Mancha, aunque estas autonomías no cuentan con ningún hospital designado.

Sobre la ampliación de centros para la administración de las CART, el ministro de Sanidad ha explicado que “no se ha observado carga asistencial como para designar nuevos hospitales”.

Tiempo de respuesta

Los tiempos desde la solicitud hasta la administración del tratamiento también ha sido otro de los asuntos tratados en esta inauguración de la jornada. Según ha detallado Fraga, “pasan 70 días”.

En cuanto al tiempo de respuesta del grupo de expertos, “el 70% de las solicitudes para tratar el linfoma se resolvieron en 24 horas; en leucemia este porcentaje es mayor”, ha añadido la subdirectora general de Farmacia.