Desde este martes, ningún establecimiento podrá vender mascarillas a un precio por encima de los 72 céntimos por unidad. Este es el coste máximo que ha aprobado el Gobierno y que se bajará (de nuevo) en las próximas semanas una vez se apruebe la bajada del IVA que se aplica a estos productos.

Noticias relacionadas

El Gobierno tomó la decisión de aplicar un precio máximo a las mascarillas en abril dado que su coste de venta al público se había disparado por su elevada demanda entre la población, incentivada por las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

¿Pero cuánto costaban las mascarillas antes de que se propagara la Covid-19, que ha obligado a su empleo permanente? Según los datos que la consultora Iqvia ha recabado para Invertia, mucho menos. Una mascarilla vendida en farmacia en el mes de enero costaba solo 16 céntimos.

Precio de la mascarilla normal en las farmacias, en euros. Fuente: Iqvia.

Es decir, que el precio máximo aprobado a día de hoy por el Gobierno para las mascarillas cuadriplica lo que se cobraba por ellas antes de la pandemia.

En cualquier caso, estos 16 céntimos están lejos del precio promedio que alcanzaron las mascarillas durante la pandemia. No dejó de subir durante el estado de alarma, hasta alcanzar su máximo en mayo, con 49 céntimos.

Nueva subida

De hecho, llama la atención que después de bajar su precio en junio a 28 céntimos, las mascarillas han registrado de nuevo un conjunto de subidas que las han llevado a un precio medio de 46 céntimos por unidad en octubre, muy cerca del máximo alcanzado durante la pandemia.

Queda ver si la nueva bajada de precio, que volverá producirse en unas fechas por la reducción del IVA, rebaja el coste medio de las mascarillas.

Precio medio de una mascarilla FFP2, en euros. Fuente: Iqvia.

Respecto a las mascarillas FFP2, que son las más habitualmente empleadas por los profesionales sanitarios, su precio ha subido, pero no tanto como las ‘normales’. Con todo, el incremento es importante, del 61%.

Antes de la pandemia, las FFP2 estaban en un precio medio de 1,78 euros por unidad. Una cantidad que en marzo alcanzó un máximo de 4,45 euros. Sin embargo, desde junio, el precio ha ido paulatinamente bajando hasta quedarse en octubre en los 2,9 euros.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

Este martes, el Consejo de Ministros aprueba la bajada del IVA de las mascarillas (las normales, no las FFP2) del 21% al 4%, lo cual se deberá traducir en una importante reducción del coste para el usuario de estos productos sanitarios.

Esta decisión se ha tomado después de que la Comisión Europea ratificara a España que podía aplicar esta reducción del tipo fiscal, algo que, en cualquier caso, el Gobierno podría haber hecho desde que se inició la pandemia.

De hecho, hace meses la Comisión Europea ya había notificado a los países miembro que podían aplicar este tipo de bajadas impositivas, sobre todo porque ya están en el espíritu de una reforma legislativa emprendida por Bruselas en 2018.

Así se lo indica Bruselas en la respuesta que le envió al Ministerio de Hacienda la semana pasada, y a la que ha tenido acceso Invertia. El documento revela que el departamento no hizo la consulta a la Comisión sobre la aplicación de esta medida hasta bien entrado noviembre.

En cambio, países como Alemania, Italia o Francia ya habían activado importantes rebajas en el IVA de sus mascarillas desde hace meses.