Cuando se dio a conocer la tasa Google, varias voces llamaron a la calma asegurando que este nuevo impuesto no tendría una repercusión en el bolsillo del cliente. Esta carga impositiva, que gravará un 3% de los ingresos de las grandes tecnológicas obtenidos por los servicios digitales del país. Ahora, tal y como ha informado la compañía en un comunicado, los clientes que quieran contratar publicidad con el famoso buscador tendrán que afrontar un recargo del 2%.

Noticias relacionadas

La medida adoptada por el gigante tecnológico entrará en vigor a partir del próximo 1 de mayo y busca, según ha dado a conocer, paliar el impacto que la tasa generará en su cuenta de resultados.

Precisamente la medida entrará en vigor un mes después de que las grandes tecnológicas tengan que hacer frente al primer pago con motivo de esta tasa y que se fecha para el 1 de abril.

El recargo del 2% afectará a todas las empresas que suscriban contratos publicitarios con Google España, al margen de su posición geográfica. Sin embargo, se trata de un incremento alineado con la decisión adoptada por el gigante tecnológico en otros países del entorno, tales como Reino Unido, Turquía y Austria, donde Google ha comunicado un incremento de entre el 2 y el 5%, según informa el portal Xataka. 

Se trata de la primera reacción de este estilo en España desde que en octubre se aprobó la conocida tasa Google. Una medida pionera en la Unión Europea y que la propia Comisión Europea estudia implantar en el territorio europeo. 

En esta línea, en el seno del Consejo Europeo se ha abordado esta misma cuestión, muy vinculada a una mayor integración fiscalidad entre los Estados miembros, y que se contempla activar en 2023.