El calendario del contribuyente en el mes de julio viene cargado de citas para empresas, autónomos y particulares. Son impuestos que habrá que presentar antes de que acabe el mes y, por supuesto, antes de coger las vacaciones de verano. 

Noticias relacionadas

Según refleja la Agencia Tributaria (AEAT), la primera cita de los contribuyentes con Hacienda será el 20 de julio de 2020. Antes de esa fecha tendrán que presentarse las retenciones e ingresos a cuenta de los rendimientos del trabajo y actividades económicas. 

Hablamos del período de presentación del segundo trimestre del año, y que corresponde a prácticamente todas las empresas del país, así como a los autónomos. 

Renta

También antes del 20 de julio habrá que efectuar el segundo pago fraccionado de la declaración de la Renta, y presentar las declaraciones del segundo trimestre de 2020 de la declaración de IVA, así como la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias. 

Habrá que presentar también antes de esa fecha el Impuesto sobre las primas de seguros, así como los especiales de fabricación, el impuesto especial sobre la electricidad, los medioambientales (segundo trimestre) y el especial sobre el carbón. 

El 27 de julio de 2020 termina la fecha tope para presentar el impuesto sobre sociedades y del impuesto sobre la renta de no residentes. Se trata de la declaración anual del 2019, para entidades cuyo período impositivo coincida con el año natural. 

También habrá que presentar la declaración informativa anual de ayudas recibidas en el marco del Régimen Especial Financiero de Canarias, así como otras ayudas de Estado. 

Otra cita clave para es mes de julio será el día 30 de julio de 2020, cuando termina la presentación trimestral del IVA. Por último, el 31 de julio hay que presentar el impuesto sobre depósitos en las entidades de crédito y la declaración informativa trimestral de la cesión de uso de viviendas con fines turísticos.