La agencia de calificación Fitch ha elevado la nota de la deuda griega un peldaño, desde 'BB-' a 'BB' y ha mejorado su perspectiva de "estable" a "positiva", al considerar que la estabilidad política está facilitando la mejora de la sostenibilidad de la deuda y el crecimiento económico.

Noticias relacionadas

Fitch es la primera agencia que publica una nueva calificación en este año y la primera que coloca a Grecia a dos niveles del grado de inversión.

Standard & Poor's mantiene la deuda a largo plazo a tres escalones del grado de inversión y Moody's a cuatro, dentro del nivel de bono basura.

En su comunicado Fitch argumenta que la mejora de la puntuación viene dada por la continua mejora de la sostenibilidad de la deuda, el aumento sostenible del producto interior bruto (PIB) y el hecho de que el país sigue superando los objetivos fiscales establecidos por los acreedores.

A su vez, el hecho de mejorar la perspectiva a "positiva" viene dado por las expectativas favorables que ha generado el cambio de Gobierno en julio pasado.