El consejo de administración de Ebro Foods ha acordado por unanimidad proponer a la junta general extraordinaria de accionistas, que se celebrará previsiblemente el 16 de diciembre, la aprobación de la distribución de un dividendo extraordinario en metálico de 1,94 euros brutos por acción.

Dicha retribución se ejecutará con cargo a reservas de libre disposición y se materializará en un solo pago al que se aplicarán las retenciones fiscales que legalmente procedan. La fecha señalada por la compañía arrocera para el pago es el próximo 28 de diciembre.

Ebro Foods elevó su beneficio un 27,8% en los nueve primeros meses del año, hasta situarse en los 146,7 millones de euros. En ese periodo, disparó sus ventas un 19,2%, hasta alcanzar los 2.425,4 millones de euros, algo que consiguió al elevar sus cuotas de mercado en casi todos los países en los que está presente.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 38%, hasta situarse en los 327,1 millones de euros.