BME mete presión a las compañías cotizadas para que avancen en igualdad de género. La gestora de la bolsa española ha lanzado el índice bursátil Ibex Gender Equality Index para promover la incorporación de la mujer a las cúpulas de las empresas y a sus procesos de tomas de decisión.

Noticias relacionadas

En un primer momento, 30 cotizadas españolas forman parte del índice, que se actualizará anualmente en base a la información publicada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La primera revisión se hará en junio de 2022. Se trata del primer índice de este tipo entre las empresas españolas y el primero que elabora BME bajo el paraguas de SIX.

Para entrar, cualquier empresa del Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM) ha de cumplir simultáneamente con dos requisitos: tener entre un 25% y un 75% de presencia femenina en su consejo de administración y entre un 15% y un 85% de presencia femenina en puestos de alta dirección.

Palacio de la Bolsa de Madrid.

De su primer pool de 30 cotizadas, la mitad de los componentes forman parte del Ibex 35. La empresa más paritaria en base a estos dos criterios es Red Eléctrica, con un 50%-50%, y la más avanzada en presencia femenina es Adolfo Domínguez (57%-75%).

Dentro de este nuevo índice, pueden observarse grandes nombres como Aena, BBVA, CaixaBank, Santander, Bankinter, Iberdrola, Inditex, Mapfre, IAG o Repsol, así como algunos más pequeños, caso de Prosegur Cash, Amrest, Ence, Grenergy, Meliá Hotels, Pharma Mar, Prim o Bodegas Riojanas, entre otros.

Evitar el ‘greenwashing’

De acuerdo a una reconstrucción hecha desde 2018, el número de componentes del Ibex Gender Equality Index se habría triplicado desde ese año hasta su lanzamiento, pasando de los diez a los 30 valores. No obstante, “la presencia femenina en el consejo de administración se sitúa en el 26,1%, aún lejos del objetivo del 40% para el año 2022”, advierte Carmen López, responsable de índices de BME.

Para evitar el ‘greenwashing’, se obliga al segundo criterio de alta dirección, ya que de lo contrario se podría incurrir en el riesgo de que muchas empresas nombraran mujeres consejeras con tal de cumplir de cara al índice pero sin suficiente experiencia profesional en la compañía o en el sector en cuestión, han explicado desde la gestora de la bolsa española. Es más, “que haya más productos y servicios para las mujeres en el futuro será consecuencia de iniciativas como esta”, cree Berta Ares, directora general de BME Inntech.

A modo orientativo, la capitalización bursátil estimada de este índice femenino es de 10.000 millones de euros, aunque hay que tener en cuenta que son “títulos ficticios no negociables”. Y esto se debe a que su diseño se ha realizado de forma equiponderada (algo más de un 3% cada compañía incluida), no por capitalización como ocurre en el Ibex 35. “Se trata de ver cómo de bien lo están haciendo”, matizan.

Los precedentes son índices globales y SIX, que ha elaborado uno similar para las empresas cotizadas suizas. “La cartera es perfectamente replicable por los gestores, esperamos que haya productos que lo usen”, han reconocido sus impulsoras, conscientes de que “para las empresas es un escaparate”.

Como rasgos distintivos, destaca su menor volatilidad con respecto al Ibex 35 y una correlación en rentabilidad del 96%. Además, está más diversificado por sectores: bienes de consumo (32%), petróleo y energía (17%), financieras (16%) e inmobiliario (10%), como los más punteros.