Coca-Cola European Partners da un paso al frente para hacerse con el control de Coca-Cola Amatil Limited (CCL). El grupo embotellador europeo de los refrescos de la conocida marca estadounidense ha incrementado un 6% su oferta inicial por su homóloga de Oceanía, hasta los 13,50 dólares australianos (8,65 euros) por acción.

Noticias relacionadas

Este es el precio que Coca-Cola EP se compromete a pagar a los accionistas independientes de Amatil, dueños de un 69,2% del capital de la compañía, cotizada en la Bolsa de Sídney. En octubre, el grupo europeo cotizado en la Bolsa de Madrid -además de Londres, Ámsterdam y Nueva York- anunció un precio de 12,75 dólares australianos (8,16 euros) por cada una de las acciones de su homóloga.

En una información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cinco minutos antes de las 23:00 horas de Madrid, se especifica que los términos del acuerdo alcanzado con Coca-Cola Company, dueño de un 30,8% de Amatil, permanecen "invariables" con respecto a lo que se anunció hace cuatro meses.

Revisión de la oferta

La compañía europea dice que esta mejora de la oferta se justifica en "recientes discusiones con el consejo de administración de CCL y después de una cuidadosa consideración de la mejora de negocio y posición de deuda" de la australiana. Eso sí, Coca-Cola EP asegura que esta es su "oferta mejor y final" por Amatil.

A la espera del preceptivo informe independiente que certifique que los términos de la opa son "justos y razonables", "ha sido recomendada de forma unánime por el consejo de administración de CCL, excluyendo los consejeros designados por KO [Coca-Cola Co]". En este sentido, conviene señalar que la estadounidense sigue sujeta al pacto anunciado en octubre, como ya se ha mencionado.

El precio ahora ofrecido supone una prima del 36% con respecto a la media de cotización de Amatil en el último mes. Una brecha favorable a los accionistas de la firma australiana que se amplía al 46% si se toman como referencia los últimos cuatro meses previos al anuncio de pacto en octubre, según recoge el documento remitido a la CNMV íntegramente en inglés. El viernes pasado, la compañía cerró a 13,13 dólares australianos en la Bolsa de Sídney.

En virtud del acuerdo alcanzado con Coca-Cola Co por su 30,8% de Amatil, esta oferta mejorada "implica un precio efectivo por acción" de 15,53 dólares australianos por cada acción. Esto es 0,52 dólares australianos por encima del precio pagadero señalado anteriormente, de 12,01 dólares. Además, se recuerda que Coca-Cola European Partners "adquirirá un 10,8% de las acciones de CCL en propiedad de KO en efectivo", si bien para el restante 20% "no se ha tomado una decisión".

Canje de acciones

La fabricante estadounidense de bebidas podrá decidir si prefiere vender este paquete también a cambio de efectivo o mediante un canje por acciones de su embotelladora europea. La opción final tiene que llegar "no más tarde de 14 días antes de la junta de accionistas de CCL para votar el acuerdo". Por su parte, Coca-Cola European Partners ha mostrado su preferencia en cerrar la transacción en efectivo siempre y cuando "mantenga un sólido rating de grado de inversión".

La operación, que inicialmente valoraba Amatil en 8.700 millones de dólares australianos (5.570 millones de euros), ya recibió el visto bueno del Consejo de Revisión de Inversiones Extranjeras de Australia el pasado 29 de enero. El objetivo de Coca-Cola European Partners es poder contar con el informe de valoración independiente de su opa a "finales de febrero" para que a "mediados de abril" se pueda celebrar la junta de accionistas y la operación se implemente entre "finales de abril a principios de mayo".

ERE y cierre en España

Al cierre de 2020, Coca-Cola European Partners dio a conocer un beneficio neto de 498 millones de euros, un 54,5% menos que en el ejercicio precedente. Una merma que se atribuyó al impacto de la pandemia de la Covid-19, especialmente, por la caída de ventas en el canal de hostelería y restauración, y por gastos extraordinarios de reestructuración de 368 millones de euros, algunos de ellos asociados al proceso de compra de Amatil.

El mismo 29 de enero en el que la cotizada europea recibió autorización para su opa del supervisor australiano, la división ibérica del grupo anunció un expediente de regulación de empleo (ERE) para 360 empleados en España, el equivalente a un 10% de su plantilla en el país. Un recorte focalizado en su división comercial, atención al cliente y área de informática comunicado poco después del cierre de la planta embotelladora en Málaga