El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, ha vuelto a superar el 20% del capital de la compañía. Así lo ha notificado este martes el también principal accionista de la compañía tras solo unos días por debajo de este umbral, en torno al cual se mueve su participación en los últimos cinco años.

Noticias relacionadas

La posición notificada por Del Pino este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) alcanza un 20,291% del capital de Ferrovial. Este paquete se traduce en una inversión de 3.346,8 millones de euros, en función de la actual capitalización bursátil de la compañía, que en lo que va de año 16%.

Este regreso por encima de la marca del 20% se atribuye a la "modificación en el número de derechos de voto del emisor como consecuencia de la ejecución de la reducción de capital" efectuada por la compañía. Esta operación se aprobó en la última junta de accionistas del grupo, celebrada en abril, y que ha quedado inscrita en el Registro Mercantil de Madrid este 17 de diciembre.

Amortización de capital

La reducción de capital mediante la amortización de acciones propias en autocartera es una fórmula habitualmente empleada por Ferrovial para impulsar la retribución a sus accionistas y compensar el eventual efecto dilutivo de sus scrip dividends. En esta última ocasión, se han amortizado 14,46 millones de títulos procedentes en su mayoría del un programa de recompra de títulos propios, según consta en los registros del supervisor.

Una vez ejecutada esta operación, el capital social resultante de Ferrovial se queda en 146,58 millones de euros, que se distribuyen en 732,9 millones de acciones de 0,2 euros de valor nominal cada una.

Dividendo elección

Antes de la notificación remitida este martes al supervisor, Del Pino declaraba una participación del 19,898% en Ferrovial. Esta posición era resultado de la emisión de las nuevas acciones de su último dividendo elección, que cosechó una aceptación del 81,1% y, por tanto, se tradujo en la puesta en circulación de algo más de 6 millones de acciones nuevas.

En este sentido, el presidente y primer accionista de la cotizada se decantó, como adelantó Invertia, por vender sus derechos sobre la ampliación de capital en una operación que en su momento se ubicó fuera del mercado secundario oficial, si bien fuentes de la compañía aseguran que sí se produjo en este mercado y a precios de mercado.

En estas operaciones, Del Pino alcanzó un precio de 0,22259 euros por título, por encima del precio de 0,2 euros que la empresa había puesto sobre la mesa para los inversores que prefiriesen el cobro en efectivo.