El Banco Santander acumula unas pérdidas de 9.048 millones de euros desde comienzo de este año, pero realmente la gran mayoría de ellas, al igual que ocurre con el resto de entidades, son provocadas por las enormes dotaciones realizadas en el primer semestre del año por la incertidumbre de la pandemia.

Noticias relacionadas

Realmente, en los primeros nueve meses de este año se anota un beneficio ordinario de 3.658 millones de euros y eso está por encima de las estimaciones de los analistas y de ahí la buena repercusión en la sesión de hoy aunque también tiene mucho que ver que haya prometido el regreso del dividendo.

Sus acciones abrían con una subida del 3,32% en los 1,78 euros y desde ahí se iba directo a los 1,80 euros que es realmente la resistencia a batir.

De hecho, se colocaba por encima de dicho nivel, pero solo de modo testimonial alcanzando los 1,808 euros para luego perderlos de nuevo. 

No obstante, lo que sí que puede pasar es que el precio de la acción esté el resto de la mañana merodeando los precios actuales de 1,79 euros y con ello tengamos a tiro fácil el volver a colocarnos por encima de los 1,80 euros. 

Esto es factible porque realmente tenemos una mañana bastante tranquila desde el punto de vista macro y solo un giro a la baja en los futuros estadounidenses nos harían alejarnos de esta zona de precios. 

Evolución de las acciones del Banco Santander Eduardo Bolinches

A pesar de ello, pase lo que pase lo más sensato es no dejarse llevar por las emociones y sensaciones de que nos estamos quedando fuera de la fiesta porque por la tarde sí que tenemos una sesión muy interesante en Wall Street y cargada de eventos macro. 

Además, yo siempre suelo esperarme no a ver el cierre de la sesión sino que además a esperar la confirmación con un segundo cierre por encima de los 1,80 euros

Por lo tanto, un valor que realmente ha tenido un gran estrés y esfuerzo en su momento por no perder los 1,80 euros no va ahora a romper tan fácilmente al alza dicho nivel de precios. 

Así que toca sentarse y esperar a esos dos cierres consecutivos por encima de los 1,80 euros como señal de entrada con ciertas garantías de haber visto suelo.