El Fondo de Pensiones Global del Estado de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo, perdió 187.986 millones de coronas (17.870 millones de euros) en el primer semestre debido a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19.

Noticias relacionadas

El rendimiento de las inversiones del fondo cayó un 3,4% en ese período: mayor fue la bajada en acciones, donde coloca más de dos tercios del total, con un 6,8%; mientras la partida en renta fija perdió un 5,1 % y la de propiedad inmobiliaria, un 1,6 %.

El resultado supone una mejora en la tendencia registrada en el primer trimestre del año, en el que el fondo había perdido 1,35 billones (116.000 millones de euros), y que se atribuye a las medidas económicas impulsadas globalmente y a una reapertura gradual que aumentó el optimismo entre los inversores.

"Hubo grandes fluctuaciones en el mercado de acciones en este período. El año empezó con optimismo, pero las perspectivas pronto cambiaron cuando el virus empezó a propagarse por el mundo. La fuerte caída del primer trimestre fue limitada sin embargo por una respuesta monetaria y financiera masiva", señaló el fondo en un comunicado.

A pesar de la mejora de los mercados en el segundo trimestre, existe todavía una "considerable incertidumbre", resaltó en ese escrito Trond Grande, director ejecutivo en funciones del banco público Norges Bank Investment Management (NBIM), encargado de gestionar el fondo.

La corona noruega se depreció respecto a varias de las principales divisas en el primer semestre, lo que contribuyó a aumentar el valor del fondo en 672.000 millones de coronas (63.881 millones de euros).

El valor del fondo, que coloca los ingresos del gas y del petróleo noruegos en el extranjero, a 30 de junio pasado era de 10,4 billones de coronas noruegas (casi 1 billón de euros). La crisis del coronavirus y los bajos precios del crudo han golpeado a la economía de Noruega, principal exportador de petróleo y de gas de Europa occidental.

De ahí que el Gobierno haya hecho una excepción a la regla de usar como máximo el 3% del valor del fondo en los presupuestos anuales y haya anunciado que en 2020 destinará más del 4% para compensar los efectos de la crisis.