Las acciones del Banco Santander acumulan una rentabilidad negativa desde inicio del año superior al 50%. Y justo cuando la acción marca un nuevo mínimo por cierres desde el inicio de la pandemia, su presidenta vuelve a comprar un nuevo paquete de acciones con la intención de mitigar las enormes minusvalías que acumula.

Como se puede ver en el gráfico, el precio de compra de Ana Patricia Botín está muy cercano a los mínimos que la acción llegó en el pasado mes de mayo. Y como también vemos, ahora estamos en pleno proceso de reacción alcista desde dicha zona.

El Banco Santander es una entidad clave para el selectivo español debido a la ponderación que tiene en él. Es por lo tanto vital que no pinche en esta reacción alcista desde la zona de mínimos de marzo y julio, porque de lo contrario la reconquista de los 7.000 puntos en el selectivo español se va a poner muy caro. 

Evolución de las acciones del Banco Santander Eduardo Bolinches

El rebote desde los 1,80 euros está siendo muy interesante, por lo menos por lo que vimos en la sesión de ayer ya que lo hizo de manera importante y con un volumen muy similar al de las sesiones precedentes cuando bajaba fuertemente. 

Este martes un día clave, en el que se tiene que confirmar el interés de los inversores por entrar en el banco. Ha abierto con hueco alcista y no puede pinchar en el rebote y acabar cerrando ese hueco de apertura que tumbaría de nuevo al selectivo español. 

Pero viendo el rebote de ayer, sí que podemos concluir que es un acierto el haber comprado el viernes. De hecho, aunque no se pueda ver en el gráfico los mínimos de marzo y del pasado viernes coinciden con los mínimos de marzo del año 2009 en un gráfico ajustado por dividendos por lo que la inversión de su presidenta parece tener parte de decisión técnica. 

No obstante, Ana Patricia Botín no es una inversora más en el Banco Santander, sino su presidenta y por ello no puede actuar como una mera inversora más. 

Lo normal dentro de la operativa de medio y largo plazo es aprovechar las correcciones para ir haciendo una cartera en un valor tan importante como es el caso y conseguir un buen precio ponderado, pero también un inversor corto placista va a estar muy atento para activar su stop de protección o en su defecto cubrir la posición en el Banco Santander con derivados si perdemos los mínimos de ayer puesto que entraríamos en un escenario de continuidad correctiva hacia los mínimos de octubre de 2002.