La Semana Santa arranca con rebote para las bolsas europeas. La contención del coronavirus ayuda a sembrar un optimismo que, en el caso español, se multiplica gracias a un positivo informe de Barclays sobre el sector financiero nacional. El Ibex sube un 3,99% hasta los 6.844,3 puntos. Su mejor cierre y más alcista de la última quincena.

Noticias relacionadas

Este Lunes Santo llegaba con una agenda financiera muy ligera que facilitaba que los más cautos se decantasen por las compras. Además, las subidas los futuros estadounidenses, y después de los principales índices de Wall Street, junto con los avances de Asia hacen que la cuarta semana de confinamiento para todos los españoles comience con repuntes.

Antes de la apertura de las bolsas del Viejo Continente ha llegado el dato de pedidos a fábrica de Alemania de febrero. Aunque los meses clave para valorar el impacto del coronavirus serán marzo y abril, el hecho de que esta referencia se ha haya quedado sensiblemente por encima de lo previsto (-1,4% frente a -2,4%) también contribuye al optimismo de los inversores.

Aunque los analistas de Barclays han recortado sus previsiones de beneficio para la banca española en un 48% para 2020, insisten en que esta revisión se debe a la incertidumbre reinante y la debilidad de la economía global, no a un hecho diferencial de las entidades nacionales. En este sentido, hasta recalcan que su estructura financiera es mucho mejor que en crisis anteriores, con ratios más sólidos y una liquidez más elevada.

Con este impulso, BBVA subía un 8,1% y Banco Santander rebotaba un 6,4%. Bankinter, otra de las entidades señaladas en el informe, ganaba un 3,7% al cierre. Los repuntes más abultados eran para IAG (+13,3%), Colonial (+10,8%) y ArcelorMittal (+9,3%). ACS se apuntaba un rebote del 7,5% tras haber asegurado su reparto de dividendo en su habitual modelo elección entre acciones y efectivo.

Al otro extremo de la tabla, Red Eléctrica se convertía en el más bajista del indicador español, un 0,9% a la baja. Repsol cedía un 0,8% y Merlin Properties retrocedía un 0,4%. El grupo de las que se descolgaban de la recuperación se completaba con Enagás, un 0,1% a la baja.

El analista de Invertia, Eduardo Bolinches, señala que todos estos ingredientes dan lugar a un "ambiente muy propicio para provocar un serio acercamiento a los 7.000 puntos de cara a poder reconquistarlos a lo largo de esta semana para poner rumbo al 38,2% del retroceso de toda la caída iniciada en los 7.451 puntos".

El retraso de la OPEP+ pasa factura

Por el mercado de materias primas, el petróleo retrocede tras el retraso de la cumbre de la OPEP+ que debería haberse celebrado este lunes y este fin de semana se pospuso al jueves. El Brent se deja un 5% y el barril de referencia en Europa regresa a los 32 dólares.

En sentido opuesto se mueve el oro, que avanza un 2,5% para aproximarse a los 1.700 puntos dólares por onza. Un repunte en el que sigue influyendo la fuerte demanda de oro físico para protegerse frente a la recesión que casi todos los economistas ya dan por hecha.

El euro retoma posiciones frente al dólar después del retroceso de los últimos días, de manera que la moneda comunitaria consigue afianzarse en los 1,08 'billetes verdes' después de haber descendido incluso más allá de los 1,10 dólares.

Por el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo española se suaviza hacia la cota de los 115 puntos básicos. Los bonos soberanos españoles marcan una rentabilidad del 0,72% frente al -0,42% que marcan los 'bunds' alemanes de referencia.