Competencia ha dado dos toques de atención a Telefónica en medio de la temporada estival y a pocos días del comienzo de curso. El regulador ha hecho públicas este martes dos resoluciones que cuestionan importantes acuerdos comerciales del operador de telecomunicaciones: la cesión de la Fórmula 1 a Dazn y su oferta comercial ligada a un smartphone con permanencia.

Noticias relacionadas

La primera es la firma de un acuerdo de exclusividad con Dazn para las temporadas 2021, 2022 y 2023. Telefónica cedió a comienzos de año sus derechos de emisión de la Fórmula 1 a la plataforma de deportes y a cambio Movistar+ se aseguró la emisión exclusiva de todos los canales de Dazn en una plataforma de pago tradicional.

En este sentido, la CNMC considera que ciertos aspectos del contrato podrían no ser compatibles con los compromisos de la concentración  C/612/14. En particular, podrían suponer una reducción de la oferta mayorista que Telefónica pone a disposición de otros operadores y una restricción a los acuerdos que Dazn podría alcanzar con otros operadores para distribuir sus contenidos. 

En consecuencia, la CNMC ha exigido a Telefónica que introduzca ajustes en el contrato para que se cumplan los compromisos y volver a poner en el mercado mayorista los derechos de la Fórmula 1, además de suprimir cláusulas de exclusividad de emisión de Dazn.

En primer lugar, Telefónica deberá modificar su contrato para que los contenidos de Fórmula 1 sigan incorporados a su oferta mayorista y se deberá asegurar que Dazn accede a esos contenidos de una forma no discriminatoria. 

Acuerdos con terceros

En segundo lugar, el cómputo de clientes de TV de pago de Dazn deberá modificarse para cumplir con los compromisos relativos al coste mínimo garantizado. 

Finalmente, la CNMC considera que ha de suprimirse la cláusula que limita la posibilidad de que Dazn alcance acuerdos con terceros operadores para distribuir libremente sus contenidos. 

Unas modificaciones que desmontan todo el acuerdo de las dos plataformas y medio de la temporada de F1 que ya ha llegado a su ecuador en esta temporada 2021.

Por otro lado, en su segunda resolución la CNMC insta a Telefónica a modificar o aclarar los términos de la oferta comercial Fusión que incluye el alquiler de smartphones.

El 11 de abril de 2021, Telefónica modificó su oferta de paquetes Fusión y añadió el arrendamiento de un terminal smartphone a otros servicios de TV de pago, telefonía fija, banda ancha fija y línea móvil, con una subida de la cuota mensual de tres euros con carácter general.

Permanencia y 'smartphones'

En el caso de que el cliente contrate este nuevo producto se le aplicarán ciertas condiciones de permanencia y penalización por baja anticipada por un periodo de 36 meses.

La CNMC considera que la literalidad de estas nuevas condiciones podría limitar el cambio de los clientes a otras compañías, ya que se restringe su capacidad de suscribirse a servicios similares con televisión de pago ofertados por competidores de Telefónica.

En consecuencia, la CNMC considera que Telefónica debe o bien introducir ajustes o bien aclarar los términos generales de las condiciones comerciales de esos productos para adecuarlos a los compromisos.

La CNMC también insta a Telefónica a que comunique dichas aclaraciones o modificaciones a los clientes que hubieran contratado previamente alguno de estos productos y a la CNMC, a quien también tendrá que comunicar otras modificaciones relativas a estos paquetes antes de su efectividad comercial.

Respecto de estas resoluciones, Telefónica interpondrá recursos contencioso-administrativos contra cada una de ellas. Los recursos se interpondrán ante la Audiencia Nacional e irán acompañados de una petición para suspender de forma cautelar las decisiones del regulador.