En medio de la avalancha de ERTE en todas las empresas periodísticas desde que comenzó la crisis del coronavirus, el expediente planteado en Cadena Ser ha sido uno de los que ha tardado más tiempo en cerrarse

Noticias relacionadas

El acuerdo se alcanzó el pasado 13 de mayo con la novedad de que han realizado dos expedientes que afectan a la casi la totalidad de la plantilla, aunque con diferentes alcances. Las condiciones a las que ha tenido acceso Invertia reflejan que el primer ERTE será de suspensión de jornada y afectará a 256 empleados de la emisora, mientras que el de reducción de salario del 10% se aplicará a otros 924 trabajadores de la cadena de radio.

De esta manera, el ERTE de reducción salarial y de jornada tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre y el de suspensión hasta el 12 de julio de este año. Estarán excluidos quienes tengan retribuciones brutas por debajo de 15.000 euros.

Del mismo modo, la empresa se ha comprometido a garantizar el empleo durante la vigencia de los ERTE. Se ha acordado también un complemento salarial hasta una retribución bruta anual de 24.999 euros.

La reducción de jornada se aplicará, como criterio general, por jornadas completas, mediante el mecanismo de semanas comprimidas, equivalente en promedio a dos semanas de cuatro días laborables cada mes. La reducción de jornada no afectará a las vacaciones.

87% de aprobación

Al iniciarse el periodo de suspensión, el trabajador percibirá una liquidación de la parte proporcional de las pagas extraordinarias devengadas en ese momento, no así de las vacaciones, sin bien durante el periodo de suspensión. Del mimo modo, no se devengarán vacaciones.

En el caso de que la caída de ingresos en términos anuales, durante el ejercicio 2020 en relación con 2019, sufriera una caída igual o inferior al 10%, la empresa procederá en el mes de enero de 2021 a abonar una paga lineal de carácter extraordinario y no consolidable de 1.000 euros brutos a todos los afectados por el ERTE.

Los dos ERTE y todas sus condiciones fueron ratificadas con el 87% de los votos de la Asamblea de Trabajadores. No obstante, la sensación que hay en la emisora es que la empresa se verá obligada a extender el ERTE de suspensión más allá de julio, ya que las condiciones de facturación siguen sin ser las óptimas.

De momento, en la empresa piden tranquilidad e indican que pese a que el contexto es cambiante, no hay planes sobre la mesa de nuevos ERTE.