Una de las grandes cadenas hoteleras, Meliá Hotels ha llegado a esta atípica edición de Fitur con el objetivo de mostrarse como un hotel seguro de cara a la recuperación del sector y a un verano para el que el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, prevé que “será bueno” si Reino Unido nos pone en semáforo verde.

Noticias relacionadas

Además, otro empujón sería que el Gobierno español asumiera el coste de las PCR. “Para los que no estén vacunados el Estado debería asumir el coste en PCR que es una inversión que se hace en seguridad sanitaria”, ha señalado el directivo. 

De momento, en España, Meliá tiene 187 hoteles y en verano esperan abrir un 70%. “Nos gustaría abrir más, lo que pasa es que hay hoteles urbanos donde la recuperación va a ser muy paulatina. Toda la hotelería vacacional va a estar abierta y la urbana va a tardar más”, ha asegurado Escarrer. 

Vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer. Enrique Falcón

En cuanto a los hoteles urbanos, Escarrer reconoce que es difícil hacer pronósticos, pero lo lógico -y de controlarse la pandemia- es que en septiembre estén el 100% de la planta hotelera abierta

Por otro lado, la cadena hotelera no frena su expansión, por lo que han anunciado la firma de 11 nuevos proyectos y el lanzamiento de una línea que se llama Affiliated by Meliá para franquicias. 

Por otro lado, Meliá dejó la puerta abierta a la venta de activos por un importe entre 150 millones y 200 millones, transacción que la compañía confía pueda materializarse en breve, según el informe de sus cuentas anuales. Aunque el consejero delegado no ha ofrecido más detalles si ha recordado que se trata de una operación en la que la compañía podría quedarse en régimen de gestión

Recuperación

Meliá se encuentra en el umbral de la recuperación con el 100% de la planta abierta en Asia y el 90% en América, "en Cuba estamos pendientes de la vacunación, pero donde vemos un gap importante es en Europa y España", ha señalado el directivo, quien afirma estar pendientes del ritmo de vacunación y el pasaporte sanitario.

Así, las ventas en destinos españoles se sitúan un 45% por debajo de 2019. Los niveles de cancelaciones están acordes a niveles de 2019. El 77% de las reservas se concentran en el tercer trimestre. 

Vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer. Enrique Falcón

El mercado nacional representa el 55% de las reservas de destinos españoles, el 9% procede de Alemania, 7,6% de Reino Unido y 6% de Francia. Los canales directos de la compañía concentran el 62% de las ventas actuales, seguido de OTA (21%) y la turoperación (13%). Las reservas en habitaciones superiores han sido las más demandadas. 

“La incidencia del coronavirus va por barrios”, ha reconocido Escarrer. En Norteamérica ven una recuperación (caída del 32% del Revpar). “Llevamos 21 días con un incremento de ventas superior. La debacle es en Europa con caídas del 76%, que va muy en línea con España, por el ritmo de vacunación”, ha destacado. 

Desde la cadena hotelera reconocen que ha sido un año de sobrevivir y de resiliencia donde Meliá se ha centrado en dar seguridad y confianza sanitaria, proteger a las personas, liquidez para asegurar la continuidad del negocio (con 230 millones de caja) y seguir siendo responsables y solidarios.