El coronavirus ha dejado a España sin turistas internacionales y a gran parte de las empresas turísticas en crisis. Ni las públicas como Paradores han conseguido aguantar el tipo con el turismo nacional. Por ello, el ente se prepara para incrementar el número de sus reservas y maquillar la caída prevista del 68% de su beneficio neto al finalizar el año. 

Noticias relacionadas

Con este objetivo, la compañía basa su nueva estrategia comercial en dos pilares. El primero de ellos pretende aumentar las reservas a través de la renovación de su web y su app. En concreto, Paradores ha abierto un concurso público para el servicio de diseño y desarrollo de su sitio web y su aplicación y del servicio de oficina técnica de asistencia a Paradores para el desarrollo de dicho proyecto.

El contrato, cuyo valor estimado es de 1.064.160 euros, le urge a Paradores ya que se publicó el pasado 16 de septiembre en el Portal de Contrataciones del Estado y la fecha límite para presentar ofertas acaba el 24 de este mes. 

Parador de Cambados (Pontevedra).

“El portal www.parador.es es uno de los principales canales de venta de la compañía (aproximadamente 25% del total de habitaciones ocupadas más la venta de otros productos regalo, en la actualidad más del 40%), por lo que su actualización debe estar orientada al incremento de su peso específico en el conjunto de las ventas de la cadena, mediante una solución escalable enfocada a la integración con los procesos de reservas y ventas de la compañía”, se explica en los pliegos técnicos del contrato. 

Así, la nueva web -que tendrá que estar disponible en castellano, inglés, francés y alemán- deberá permitir realizar multireservas de circuitos, tener un buscador predictivo para la home del portal, ofrecer la posibilidad de ofrecer fechas o paradores alternativos en el proceso de reservas u ofrecer el aviso de últimas habitaciones disponibles, entre otras funcionalidades. El plazo de ejecución del contrato es de un año.

Nuevas cajas regalo

Con más urgencia llega la segunda parte de la estrategia comercial. Paradores también acaba de sacar a licitación el servicio de fabricación y distribución de las cajas y tarjetas regalo 2021 por un valor estimado de 70.000 euros. 

El contrato, cuya duración también es de un año, requiere un número de al menos 100 unidades de cajas regalo de cada modelo actualizado el 16 de noviembre de 2020. Además, y según los pliegos técnicos del contrato, la empresa adjudicataria deberá realizar una distribución inicial a los 96 Paradores y entregarlas en su destino antes del día 4 de diciembre de 2020. 

“El licitador, a la hora de presentar su oferta, debe tener en cuenta que durante el año 2021 realizará aproximadamente 100 envíos a la red de Paradores, según necesidades”, añaden los términos del contrato.

El objeto del contrato no es otro que el de renovar con vistas a 2021 algunos de los modelos de cajas y tarjetas regalo, como el de ‘Cena para saborear’ o el de ‘Una noche para soñar’. 

Cajas regalo que renovará Paradores. Fuente: Portal de Contrataciones del Estado.

Ambos contratos (nueva web y app y actualización de cajas regalo) se suman al adjudicado en junio a Havas Media Group Spain para la realización de un plan de publicidad por un importe total de 3,2 millones de euros (impuestos incluidos) con el fin de atraer al viajero extranjero, principalmente ingleses, y al turista nacional.

Malas previsiones

Esta nueva estrategia tiene por objeto paliar los efectos de la crisis turística en la compañía, cuyas previsiones son muy negativas. Según se desprende de la auditoría de sus cuentas del ejercicio 2019 (publicadas el pasado mes de agosto), la compañía planea cerrar 2020 con un Ebitda (canon incluido y previsto de 3,4 millones de euros) de 24,7 millones de euros, suponiendo una disminución de 5,6 millones de euros (-18,5%) 

También prevé un beneficio de 3,4 millones de euros. Es decir, prácticamente un tercio del alcanzado el año anterior (que fue de 10,6 millones) y, por lo tanto, un descenso de 7,2 millones de euros (-68%). 

Sin embargo, a fecha de formulación de estas cuentas, “esta evolución comentada dará un vuelco desfavorable muy significativo como consecuencia de la propagación mundial del coronavirus”, reza el documento de sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil. 

Con estas previsiones, la Covid empuja de nuevo a la empresa pública a sus peores momentos con el ingrediente añadido de la incertidumbre en cuanto a la duración de esta situación.

Cabe recordar que la cadena hotelera registró seis años de pérdidas continuas. En 2015 volvió a beneficios, siendo su mejor año 2017 con un beneficio neto de 17,5 millones de euros. A partir de ahí comienza a caer hasta los 10,6 millones de 2019, con la previsión -revisable por la Covid- de cerrar 2020 con 3,4 millones.