El presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, ha afirmado que si la situación de los establecimientos sigue como hasta ahora por la crisis del coronavirus "muchos hoteles acabarán en concurso de acreedores o en manos de fondos buitre".

Así lo ha afirmado en una entrevista en el programa Via Lliure de RAC1. Mestre ha señalado, además, que los hoteles de la costa han perdido la temporada de verano, aunque "ahora salvan lo que pueden por el turismo local", pero que el turismo urbano, como el de Barcelona, "ya ha perdido el año".

"Ahora, entre hoteles y edificios de apartamentos, tenemos unos 500 establecimientos. Hasta esta semana había un 20% abiertos, aproximadamente, con una ocupación de solo el 10% o el 15% y bajando", ha subrayado.

Mestre ha recordado que sólo en Barcelona el sector turístico da trabajo a 35.000 personas de manera directa", y ha recalcado que la situación "no es sostenible", además de lamentar que no les hayan dado ayudas, sino préstamos que tendrán que devolver "con intereses" y que "hacen más grande la bola de nieve".

"Necesitamos que nos den dinero a fondo perdido, ayudas de verdad, como hacen otros países, o bajar impuestos e impulsar medidas para que la gente de aquí pase las vacaciones aquí. Las restricciones de otros países a visitar España eran medidas proteccionistas para favorecer a su propio sector turístico", ha añadido el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona.