La plataforma de alquileres vacacionales Airbnb ha asegurado compromisos para un préstamo sindicado de 1.000 millones de dólares (914 millones de euros), reforzando así su situación financiera ante la crisis del coronavirus.

Noticias relacionadas

Airbnb, con sede en San Francisco, está aumentando su colchón financiero a medida que la pandemia mundial impacta en el sector turístico. La semana pasada, la plataforma anunció que las firmas de capital privado Silver Lake y Sixth Street Partners invertirían otros 1.000 millones de dólares (917 millones de euros) en la compañía.

Según ha detallado la empresa, los nuevos recursos garantizarán que pueda seguir invirtiendo en la propia compañía y en su comunidad de anfitriones e invitados en más de 220 países y regiones donde está presente.

"Todas las acciones que hemos tomado en las últimas semanas aseguran que Airbnb saldrá de la tormenta de la pandemia aún más fuerte, sin importar cuánto tiempo dure", ha recalcado el cofundador y director general de Airbnb, Brian Chesky.

Además de recibir apoyo financiero, la plataforma también ha decidido dar soporte a su propia comunidad. Entre otras medidas, la empresa ha anunciado que destinará 250 millones de dólares (227 millones de euros) a ayudar a los anfitriones afectados por las cancelaciones de las reservas ante la pandemia de coronavirus.

Además, la plataforma está creando un fondo de ayuda para los que denominados 'Superhost' (superanfitriones) de 10 millones de dólares (unos 9 millones de euros), que fue impulsado por los empleados de Airbnb, quienes iniciaron este fondo con un millón de dólares en donaciones, mientras que los tres cofundadores de la empresa están contribuyendo con los 9 millones de dólares (unos 8 millones de euros) restantes.