Fujitsu ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) a los 366 trabajadores de su fábrica de Málaga por culpa del coronavirus. Según ha explicado la compañía tecnológica la falta de piezas que llegan desde China les impide mantener las líneas de producción de la fábrica.

Noticias relacionadas

De esta manera, como ha adelantado Cadena Ser y ha confirmado Invertia, la compañía japonesa han decidido paralizar la fábrica y enviar a sus trabajadores a su casa hasta que vuelvan a tener piezas para fabricar componentes de coche y cajeros automáticos, su principal línea de negocio en su factoría de Málaga.

El ERTE ya está firmado, pero la suspensión entrará en vigor desde el 2 de marzo hasta el 17 de mayo. En total hablamos de 129 técnicos y 237 especialistas que recibirán una parte de sus salarios hasta que se normalice la situación.

"Graves perjuicios"

Las razones esgrimidas por la dirección son que el brote de coronavirus que está "causando graves perjuicios" relacionados con el transporte de mercancías desde el país asiático y esa falta de materiales provocará la interrupción y parada de muchas de las líneas de producción de la fábrica, tanto de automoción como de cajeros automáticos.

Fujistu es una de las compañías tecnológicas más grandes, con una facturación de 168 millones de euros en España. El principal cliente que mantiene el centro de Fujitsu en Málaga es Toyota, con suministros para sus fábricas de Francia, Reino Unido y Rusia.

En cuanto a la otra línea de producción, este ejercicio se han fabricado unos 1.700 cajeros para Caixabank, un 50% más que el año anterior. Los cajeros de esta entidad son de los más avanzados del sector y los que cuentan con mayores funcionalidades.