El cierre de los concesionarios españoles por el estado de alarma les han permitido enfocarse en dar un empujón a NIW, la plataforma impulsada por Faconauto, BBVA y Mutua Madrileña para la venta online de vehículos de ocasión que lanzará la segunda quincena de junio.

Noticias relacionadas

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, confirma a Invertia que “esta crisis no está siendo un hándicap para la plataforma, sino una gran oportunidad para hacer un lanzamiento muy potente de NIW”. “El proyecto va en tiempos, estamos muy volcados y seguros de que va a ser un gran éxito”, señala. La idea, según Pérez, es “intentar recuperar en digital la actividad que no vamos a tener en físico”.

Dentro del estreno de NIW, Faconauto también trabaja en un plan de seguridad para poder poner el vehículo en la puerta del cliente con las máximas condiciones de seguridad e higiene por si no quiere trasladarse a los concesionarios.

La patronal de los concesionarios presentó NIW durante su congreso anual celebrado en febrero. Los 84 grandes grupos adscritos a Faconauto tienen el 63% de la sociedad, seguidos de BBVA y Mutua Madrileña, con el 18,5% cada uno.

Con NIW, Faconauto pondrá a disposición los vehículos de entre 0 y 5 años, a través de los concesionarios, BBVA ofrecerá financiación mediante Automik y Mutua Madrileña incorporará su oferta de seguros.

Junio, clave

El estado de alarma declarado en marzo y ampliado a abril ha sido la puntilla de un sector muy castigado. Las ventas acumulaban una largo periodo de caídas por la incertidumbre regulatoria y política en torno a los motores de combustión y las normas de movilidad.

De hecho, desde Faconauto casi dan por perdido también mayo. “Pensamos que mayo podemos tener unas ventas que sean el 50% del mismo mes del año anterior y que gradualmente vaya mejorando hasta final de año”, destaca Gerardo Pérez.

Por ese motivo han centrado todos sus esfuerzos en junio. Junto al lanzamiento de NIW, Faconauto trabaja en eliminar la incertidumbre en la mente del cliente y en un plan para dinamizar al sector que han trasladado al Gobierno.

En primer lugar, el presidente de Faconauto incide en que “a partir de mayo el cliente tiene que saber que puede comprar cualquier coche que hay en un concesionario, que todos los vehículos son muy eficientes tecnológicamente y que cualquiera es el adecuado”. “Ya no podemos ir tanto al eléctrico, que era accesible para el 19% de las familias” y con la crisis el porcentaje será menor porque las rentas van a bajar por desgracia.

El Gobierno tiene un papel importante en la dinamización del sector y así se lo ha trasladado Faconauto para que este proceso sea rápido. “Pedimos un plan de incentivos que cargue más las tintas en vehículos cero emisiones, pero que tenga también una cantidad importante para cualquier vehículo de combustión con el objetivo de dinamizar un sector que crea muchísimo empleo”, señala Gerardo Pérez.

Una gran oportunidad de compra

El inicio del verano también va a ser una gran oportunidad para comprar un coche, ya sea a través de NIW o por otro canal. “Normalmente, cuando ocurren este tipo de crisis y ‘todos nos empobrecemos’ el mercado de usados suele tirar más fuerte y el precio medio del vehículo nuevo suele bajar”, indica el presidente de la patronal de concesionario.

A este hecho que une que va a haber una gran presión comercial a partir de mayo porque los concesionarios tienen que dar salida a sus stocks (ahora mismo hay 200.000 coches nuevos en las campas de los concesionarios) lo más rápidamente posible.

Por tanto, concluye Gerardo Pérez, “el mejor momento para comprar un coche de los últimos años en este país va a ser mayo y junio porque va a haber una gran presión de las marcas y por parte de los concesionarios y si conseguimos que se una el Gobierno con un plan de incentivos adecuado puede ser que hablemos de buenas noticias en los próximos meses”.