José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón, Ana Botella, Manuela Carmena y José Luis Martínez-Almeida. Además de tener el nexo común de haber sido (y ser) alcaldes de Madrid, también comparten otro hecho: por sus manos ha pasado la mayor operación urbanística de España.

Noticias relacionadas

Se trata de Valdecarros, un proyecto que arrancó hace más de dos décadas. Lo hizo en los noventa del pasado siglo XX, siendo Álvarez del Manzano el regidor madrileño, bajo el nombre de Estrategia del Sureste. Ruiz-Gallardón, Botella y Carmena no lograron apuntarse el tanto de ser quienes pusieran la primera piedra de las obras de urbanización del desarrollo urbanístico de Valdecarros. Algo que sí ha logrado Martínez-Almeida.

Un largo camino en el que ha habido otras piedras en forma de disputas políticas (la vicealcaldesa, Begoña Villacís, lo calificó como “cuatro años de bloqueo ideológico”), la crisis del ladrillo que explotó en 2008, y visitas a los juzgados. Ahora, si los retrasos del pasado no vuelven, está previsto que en otras dos décadas el desarrollo urbanístico que tiene previsto construir 51.656 viviendas esté finalizado.

Vivienda pública

Valdecarros ya ha comenzado a rodar. Y ocho serán las fases que se irán desarrollando en sus casi 20 millones de metros cuadrados hasta completar su desarrollo. De momento, la Junta de Compensación de Valdecarros y el Ayuntamiento de Madrid han firmado el acuerdo para dar el pistoletazo de salida a las tres primeras fases. Será Ortiz Construcciones y proyectos quien se encargara de ejecutar las obras de urbanización. Su plazo de ejecución es de dos años. ¿Inversión? Alrededor de 200 millones de euros.

Las tres primeras etapas suponen más de 13.000 viviendas que potenciarán el distrito de Villa de Vallecas. En la etapa 1 serán 2.580 viviendas; en la 2, 4.607; y, en la 3, 6.184. La inversión será de 30, 60 y 90 millones de euros, respectivamente.

Unas obras en las que la VPO jugará un papel destacado. En concreto, está previsto que del total de 51.656 viviendas, 28.410 tengan algún tipo de protección pública. El 36% de la propiedad está en manos de la Administración Pública (Comunidad y Ayuntamiento de Madrid). Por ejemplo, la Comunidad de Madrid construirá cerca de 4.000 viviendas sociales.

En total, la inversión privada prevista superara los 7.600 millones de euros: más de 6.000 millones para edificación y más de 1.500 millones para infraestructuras y urbanización.

Bosque metropolitano

Valdecarros también tiene su lado ‘verde’ (687 hectáreas de zonas verdes) así como 462.000 metros cuadrados para oficinas, zonas comerciales, colegios. El Bosque Metropolitano ocupará una extensión similar a 5,4 veces el Parque del Retiro. El 10% del presupuesto de las obras que estén marcha se destinará a dicho bosque. Se destinarán 18 millones de euros al mismo en las tres primeras etapas.

Además de la Administración Pública, hay promotoras como Pryconsa y Zapata, Oncisa (del grupo de la ONCE) y Sareb. Sin olvidar a Santander, BBVA y Sabadell. “La colaboración público-privada es necesaria y ha de incrementarse”, dijo el alcalde Martínez-Almeida.

Cuando se dé el pistoletazo de salida, es decir, cuando todo esté acabado, serán unas 150.000 personas las que acaben viviendo en Valdecarros. Por encima de Parla, Coslada o Las Rozas. Y se habrán creado 480.000 puestos de trabajo directos e indirectos.