La socimi Silicius Real State está terminando de acometer una inversión global de 6,2 millones de euros en sus centros comerciales Thader (Murcia), La Fira (Reus, Tarragona) y Bahía Plaza (Cádiz), con el triple objetivo de mejorar estos equipamientos, ofrecer mejores prestaciones y garantizar una estancia más segura a visitantes, empleados y operadores.

Noticias relacionadas

La ejecución de todas estas inversiones supone, según ha explicado la socimi, una clara apuesta de la compañía por el segmento de los centros comerciales, parques de medianas y locales high street en el actual contexto de incertidumbre por la crisis sanitaria de la Covid-19.

En este sentido, el CEO de Silicius, Juan Antonio Gutiérrez, ha destacado que "en la actualidad estamos invirtiendo en nuestros inmuebles con el objetivo de incrementar su valor y mejorar nuestro posicionamiento frente a la competencia". "Creemos que ahora es el momento de cuidar y reforzar nuestros inmuebles, apoyar a los arrendatarios y fomentar la comercialización", ha señalado.

Las reformas

La mayor parte de la inversión, ya ejecutada, se ha concentrado en el Centro Comercial Thader, donde se ha acometido una renovación total de zonas exteriores, se han habilitado nuevos espacios para terrazas, y se han mejorado los flujos de comunicación entre las distintas plazas.

Por su parte, las intervenciones en el Centro Comercial La Fira se han centrado en las zonas exteriores. Concretamente, se ha habilitado una nueva terraza en la segunda planta con grandes pérgolas y un sistema de cierre con cristal plegable. Además, se ha instalado un pavimento impermeabilizado, iluminación con LED de bajo consumo y se han colocado más de 150 plantas de especies autóctonas mediterráneas. Todo ello ha contado con un presupuesto de 0,7 millones de euros.

A su vez, Silicius está acometiendo la reforma de 9 de las 18 salas de los multicines del Centro Comercial Bahía Plaza para la instalación de 843 butacas de última generación, que se caracterizan por ser totalmente reclinables mediante un motor eléctrico, estar tapizadas y disponer de puerto USB, apoyabrazos individuales y bandejas de madera.  Esta actuación cuenta con un presupuesto de 1 millón de euros. 

Mientras se acometen las obras, cuya finalización está prevista para diciembre, el resto de las salas del Centro Comercial permanecerán abiertas. Una vez terminada la reforma, el aforo total de los multicines de Bahía Plaza será de 2.843 butacas.

Además de acometer estas mejoras, Silicius ha apostado desde el inicio de la pandemia por la adopción de medidas para prevenir la Covid-19 y garantizar la seguridad de los visitantes, empleados y operadores.

Los tres centros comerciales propiedad de la socimi están certificados desde este verano con el Protocolo AIS de Seguridad Sanitaria ante la Covid, que cuenta con una sólida base normativa en materia sanitaria, de seguridad laboral y de accesibilidad; e integra tanto las leyes de obligado cumplimiento nacionales e internacionales, como las guías de buenas prácticas de organismos públicos y de representación profesional.